La pyme española Elytt es una de las compañías contratistas que participan en el nuevo imán superconductor de Europa, un interesante proyecto innovador que forma parte de ITER (Reactor Termonuclear Experimental Internacional). Junto a ella han trabajado Iberdrola Ingeniería y Construcción, SIMIC, CNIM, ASG Superconductors y el consorcio ICAS.

Este imán es el primero de este tipo que se fabrica en el continente y tiene un objetivo: lograr replicar en la Tierra la energía del sol y las estrellas, la llamada energía de fusión. De esta forma se logrará una energía amable con el medio ambiente ya que será limpia, segura y sin gases de efecto invernadero.

Su funcionamiento se basa en la producción de un plasma supercaliente que llega a alcanzar una temperatura de 150 millones de grados centígrados centígrados.

En total el ITER utilizará 18 imanes diferentes, llamados bobinas de campo toroidal, desarrollados en diferentes puntos, lo que ha permitido acercar a estas empresas de la industria europea a otras de China, Japón, Estados Unidos, Rusia, República de Corea o India.

Esto supone un gran avance para estas compañías, ya que les supone una gran mejora en la formación de sus empleados, en los estándares de fabricación y una experiencia dentro del mercado magnético que traerán consigo beneficios debido al auge de este.

Sin ir más lejos, Aitor Echeandia, consejero delegado de Elytt, ha manifestado los conocimientos adquiridos por la pyme en materia de tecnologías superconductoras para aceleradores de fusión y partículas. No en vano, la compañía ha colaborado junto a ASG Superconductors e Iberdrola Ingeniería y Construcción en la fabricación del núcleo interno de los imanes.

Ya terminado, en los próximos días el imán completo viajará en barco desde Italia, donde se ha terminado, hasta Francia. Allí será trasladado hasta la sede de ITER, situada en Cadarache, siendo el primero en ser entregado.

Contenido elaborado por: Sego finance