Existen diferentes ayudas para autónomos y pymes desde los organismos oficiales. Apoyos para impuestos, cuotas de la Seguridad Social, financiación, etc. Recopilamos a continuación todas las ayudas (laborales, tributarias, para conseguir liquidez e incluso de suministros) que se han aprobado hasta el momento.

Ayudas Seguridad Social para autónomos y pymes

Las primeras que vamos a mencionar son las de materia laboral, todas ellas emanan del mismo organismo, que no es otro que la Tesorería General de la Seguridad Social.

Por un lado tenemos las moratorias de las cotizaciones mensuales a la Administración y los aplazamientos de pago de deudas. Ambos pueden ser solicitados por autónomos, pymes y los trabajadores por cuenta propia que estén incluidos en cualquier régimen de la Seguridad Social.

Para autónomos está la prestación por cese de actividad, que incluye no pagar cotizaciones del mes de marzo, que serán devueltas de oficio. De ambas pueden beneficiarse aquellos profesionales que se dediquen a las actividades suspendidas por el Real Decreto 463/2020. El cese, además, lo podrán tramitar también los profesionales o negocios cuya facturación caiga un 75% o más en el mes anterior a la solicitud, siempre que continúen de alta en el RETA.

Por otro lado, aquellas empresas que hayan tenido que optar por Expedientes de Regulación de Empleo (ERTEs), ya sea de suspensión o reducción de jornada, a causa del coronavirus estarán exoneradas de las aportaciones empresariales.

Asimismo se han aprobado medidas de apoyo a la prolongación del período de actividad para trabajadores con contratos fijos discontinuos. Esta es una medida que busca ayudar al sector del turismo, o comercio y hostelería vinculados al mismo, con actividad productiva entre febrero y junio. Se podrán beneficiar aquellos negocios que mantengan durante ese periodo a los trabajadores en situación de alta.

Para finalizar con las ayudas laborales, se consideran accidentes de trabajo a las personas que tengan que mantenerse aisladas o se contagien de Covid-19. De esta medida se podrán beneficiar tanto los trabajadores por cuenta ajena como propia, siempre y cuando estén dados de alta en el momento en que sucede el aislamiento o contagio.

Ayudas tributarias y financiación para pymes y autónomos

En cuanto a ayudas de carácter tributario pueden aplazar deudas pymes y autónomos, siempre y cuando su volumen de operaciones durante el pasado ejercicio (2019) no haya superado los 6.010.121,04 euros. Durante tres meses, esta demora no tendrá recargos.

Respecto a los autónomos que tributan por módulos, se les permitirá tributar sin penalizaciones por ingresos reales hasta 2021.

Para ayudar a los autónomos y empresas a ganar liquidez en estos momentos también se han propuesto varias opciones de financiación diferentes. Algunas de ellas puede solicitarlas cualquier profesional, independientemente de su actividad, aunque otras son más específicas para tratar de ayudar a los sectores más perjudicados.

Dentro de estas ayudas las más conocidas son las que ofrece el Instituto de Crédito Oficial (ICO), en este caso con hasta tres líneas diferentes.

La primera de ellas es una línea de avales para créditos concedidos por entidades bancarias, a la que pueden acceder todos los autónomos y empresas.

La segunda es una ya anterior, la línea de financiación Thomas Cook, pero que han cedido ampliar dadas las circunstancias. Podrán acogerse a ella todas las actividades turísticas que guarden relación con la disposición adicional primera del Real Decreto Ley 7/2020.

La tercera y última de estas pertenece a RED.ES, en colaboración con ICO, y se trata del Programa Acelera PYME, dirigido a empresas.

Otro tipo de apoyos para el tejido empresarial

Por su parte, desde la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa (SGIPYME) también han planteado diferentes soluciones. En primer lugar, se permite un aplazamiento extraordinario del calendario de reembolso en préstamos concedidos por la entidad a aquellos proyectos con concesiones de Reindustrialización y Fortalecimiento de la Competitividad Industrial.

Además, se ha aprobado una refinanciación de los préstamos concedidos para determinados programas de ayuda a la industria. Entre ellos los de Reindustrialización, competitividad del Sector Automoción, Competitividad de Sectores Estratégicos Industriales, Industria Conectada 4.0 e I+Dì en la industria manufacturera, entre otros.

Por último, SGIPYME también ha modificado los plazos para la aportación de garantías a las convocatorias de préstamos concedidos que aún no se hubieran resuelto con la entrada en vigor del RD 462/2020 el pasado 14 de marzo.

Otras ayudas son las ofrecidas por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI). Por un lado se ha aprobado la exención de garantías en las ayudas de la entidad que sean parcialmente reembolsables, dirigidas a pymes y empresas con hasta 1.500 trabajadores. Por otro, se han flexibilizado los reembolsos de las ayudas para aquellas compañías que tuviesen contratos en la actualidad con el CDTI.

Por su parte, el Instituto de Salud Carlos III ha solicitado expresiones de interés para la financiación de proyectos de investigación sobre este virus causante de la pandemia, así como de la enfermedad que provoca. Las empresas que se podrán beneficiar de ello deben dedicarse al desarrollo tecnológico e investigación.

Además, ICEX procederá a la devolución de gastos de concesiones y ayudas a aquellas empresas que fuesen a participar en eventos orientados a la internacionalización de la mano de la entidad. Estos eventos tienen que haber sido cancelados como consecuencia del coronavirus.

Del mismo modo, la Secretaría de Estado de Turismo ha suspendido el pago de intereses o amortizaciones de los beneficiarios de préstamos Emprendetur Internacionalización, Emprendetur Jóvenes Emprendedores y Emprendetur I+D-i.

Ayudas para afrontar el pago de suministros

En cuanto a las ayudas para los suministros, el Ministerio para la Transición Ecológica y la Empresa Comercializadora Energética han apostado por varias medidas.

En primer lugar se ampliará el bono social a aquellos autónomos que hayan tenido que cesar su actividad (tras la declaración del estado de alarma) o que hayan sufrido una minoración de su facturación de, al menos, el 75% debido al coronavirus. Asimismo, se flexibilizarán para todos los profesionales los contratos de suministros eléctricos y se permitirá la suspensión de las facturas de electricidad, gas natural o productos derivados del petróleo para autónomos o pymes.

También para estos mismos trabajadores, la Secretaría General de Industrial y de la Pequeña y Mediana Empresa gestionará la flexibilización de los contratos de suministro de gas natural.

Por último, se ha abierto una línea extraordinaria de cobertura aseguradora de la mano de la Agencia Española de Crédito a la Exportación (CESCE). Las pymes que no podrán participar serán aquellas que se encuentren en situación preconcursal o concursal, que tengan deudas con la Administración o tengan incidencias de impagos.

Contenido elaborado por: Sego finance