Desde la Administración siguen poniendo el foco en los falsos autónomos. Buscan medidas que ayuden a estos profesionales a pasar a una relación de trabajo más cercana al asalariado, para garantizar unas mejores condiciones laborales. Al hablar de falsos autónomos, se suelen incluir a los “riders”, personas que hacen repartos y entregas a domicilio, como uno de los principales ejemplos de colectivo afectado.

¿Y si una parte de ellos quisiera seguir siendo autónomo? Desde esta sección hemos tenido acceso a la carta abierta de un grupo de asociaciones que va en esta línea. La firman la AAR (Asociación Autónoma de Riders), APRA (Asociación Profesional de Riders Autónomos) y Asoriders (Asociación Española de Riders Mensajeros).

Quieren continuar teniendo el control de su actividad

Ya en el primer punto de esta carta, los riders defienden su derecho a seguir siendo autónomos, afirmando que el cambio de categoría pondría en riesgo “las garantías del colectivo” y piden que la protección se garantice en la seguridad, no en la laboralidad.

Otro motivo para mantenerse como trabajadores por cuenta propia lo encuentran en las necesidades particulares de cada uno de ellos (debido a su situación laboral y/o personal) y el poder continuar realizando una actividad que les permite a a ellos tener el control del tiempo que le dedican.

Piden derecho a vacaciones, baja por enfermedad y formación

Asimismo, llaman al diálogo social y a estar presentes en los debates sobre su futuro. Creen que se ha desvirtuado su imagen y la de su actividad.

Otro de los puntos habla del marco regulatorio que se debe tener en cuenta en su caso. En él piden que se incluyan puntos de protección y seguridad adaptados a sus necesidades de flexibilidad y que les permitan tener acceso a formación, vacaciones y bajas por enfermedad.

También solicitan que se tenga en cuenta la transformación digital que se está viviendo a nivel global, apostando por el teletrabajo y las plataformas digitales, para así tenerlos en cuenta como “autónomos digitales”.

Por último, rechazan que solo se esté teniendo en cuenta la opinión de la asociación de “RidersxDerechos”, ya que no se ven representados por ellos. De hecho les acusan de no tener conocimiento del trabajo real que ellos realizan al no conocer cómo es la colaboración con las plataformas digitales y al no haber sido elegidos como voz de su movimiento, siempre en opinión de estas tres agrupaciones.

Contenido elaborado por: Sego finance