Desde hace años, los pagos en efectivo entre autónomos están limitados. Ahora, se podrían establecer unos nuevos límites. Más bajos y que afectan directamente a las operaciones que realizan estos profesionales.

No todos los límites varían, alguno se mantiene

Tal y como recuerdan desde EY, en un análisis sobre las consecuencias de esta medida, la modificación parte del Proyecto de Ley de Medidas de Prevención y Lucha contra el Fraude Fiscal. Una transposición de la directiva (UE) 2016/1164, que modifica diversas normas tributarias. Las medidas publicadas en el BOE son, de momento, una propuesta.

En caso de salir adelante, el límite de pagos en efectivo entre empresarios y profesionales bajaría 1.500 euros. En la actualidad se encuentra en los 2.500 euros y la nueva normativa solo permitiría los 1.000 euros de pago en efectivo, como máximo.

Variarían también los pagos de las personas físicas particulares con domicilio fuera de España. En este caso se rebajaría de los 15.000 euros que se permiten en la actualidad, hasta los 10.000 euros.

Sin embargo hay una cuantía que no sufriría modificación. Se trata de los pagos realizados por las personas físicas que no actúen en calidad de empresarios o profesionales. En este caso se mantendrían los 2.500 euros que ya se permiten ahora.

También se modifican las sanciones

Los cambios también se dan, según el Proyecto de Ley, en las sanciones que conlleva el incumplimiento de estas normativas relativas a los límites. Así, se podría reducir en un 50% la sanción que se impusiese.

Para explicar esta reducción, desde EY ponen como ejemplo las sanciones por infracciones de tráfico, que permiten una reducción de este porcentaje.

Contenido elaborado por: Sego finance