España | País Vasco

Ciudadanos responde al PP que “llega tarde” para concurrir juntos en Euskadi

El PP vasco había iniciado los contactos para extender el acuerdo alcanzado en Navarra al País Vasco y evitar que se "pierdan" votos.

logo
Ciudadanos responde al PP que “llega tarde” para concurrir juntos en Euskadi
El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso.

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso.

Resumen:

El PP vasco ya tiene respuesta. Su intento de explorar un acuerdo con Ciudadanos en el País Vasco de cara a las elecciones municipales y generales próximas no saldrá adelante. La formación naranja ya ha respondido a la mano tendida planteada  por el presidente del PP vasco, Alfonso Alonso para intentar cerrar un acuerdo similar al suscrito en Navarra. Ciudadanos Euskadi ha asegurado que el plantemiento de los populares “llega tarde para valorar un acuerdo óptimo”. Reconocen que han existido contactos “informales” pero que por el momento no podrán culminar en ningún tipo de acuerdo prelectoral.

Ciudadanos en el País Vasco sí señala que ambas formaciones podrán “sumar” en las distintas instituciones” para alcanzar una mayoría constitucional en las instituciones. Subrayan que cuentan con un equipo “propio y fuerte” y que será capaz de trasladar a la sociedad vasca una “propuesta liberal” en las próximas citas electorales.

En las últimas dos convocatorias generales, la celebrada en 2015 y la llevada a cabo un año después, en 2016, el apoyo de Ciudadanos en las tres provincias vascas osciló entre los 40.000 y los 50.000 votos. Actualmente la formación de Rivera apenas cuenta con representación en las instituciones vascas, sólo un concejal, en Getxo. Otro de los ediles que poseía en Laguardia (Alava) dimitió tras las sospechas que sobre él pesaban por el incendio de una panadería de su propiedad.

El presidente de los populares, Alfonso Alonso insinuó ayer que “no cerraba la puerta” a extender la fórmula que ya han rubricado PP, Cs y UPN para concurrir bajo una misma marca en la vecina Navarra. Esta mañana Alonso ha ido más allá y ha anunciado que ha mantenido los primeros contacto con los representantes de la formación naranja para explorar la posibilidad de que “los votos no se pierdan” y concurrir juntos.

De haber fructificdo, el posible entendimiento entre PP y Ciudadanos tendría más un valor cualitativo que cuantitativo, dada la escasa penetración de C´s en Euskadi. Sin embargo, en el caso de territorios como Álava, donde los apoyos entre PNV, EH Bildu, PSE y PP suelen estar en márgenes mucho más ajustados, sí podría haber tenido efectos positivos para el PP, cuyo respaldo entre el electorado vasco va a la baja según todas las encuestas.

Esta mañana el presidente del PP vasco había asegurado que los dos partidos han mantenido “algún contacto” para ver las posibilidades de “dar valor al voto” y evitar que los apoyos puedan perderse y no sumar para el logro de representación, “me gustaría que no se perdieran”, ha dicho.

Foralidad y Concierto Económico

Una de las cuestiones que en mayor medida complicaban el acuerdo era la posición que Ciudadanos mantiene en torno al Concierto Económico vasco y la foralidad. La formación se ha mostrado históricamente muy crítica con al régimen fiscal histórico en Euskadi que ha tildado de un privilegio contrario a la igualdad entre los españoles. La cuestión se movía en la misma dificultad en Navarra, en este caso en torno al Convenio Navarro.

Inicialmente Ciudadanos lo salvó reafirmándose en el respeto a la Constitución y lo que la Carta Magna avalaba, entre ello el régimen foral navarro. Sin embargo, horas después de firmar el acuerdo en Navarra, el responsable económico de Ciudadanos, Luis Garicano, aseguró que su aspiración sería impulsar una reforma constitucional para derogar el Convenio y el Concierto: “Si hubiera un nuevo pacto constitucional nuestra política sería que todos los territorios tuvieran el mismo régimen, claramente”, declaró en la Cadena SER.

En el PP, la reafirmación de apoyo al régimen fiscal que también explicitó su presidente, Pablo Casado en su última visita a Vitoria, “es constitucional”, dijo. Ahora Alonso advertía de que cualquier entendimiento con Ciudadanos en el País Vasco pasaría por la exigencia de respeto a la foralidad. Ha afirmado que es algo “decisivo” y que sólo si se cruza esa “línea roja” se podría pactar una alianza entre los dos partidos “para fortalecer la opción del centro derecha en Euskadi”. También ayer el presidente del PP en Álava, Iñaki Oyarzabal tendió la mano a Ciudadanos para intentar alcanzar un acuerdo de cara a las próximas citas electorales y evitar así dividir el voto del electorado de derechas, “que significaría dar una baza a Sánchez y a los independentistas”.