España | Navarra

El 'laboratorio navarro' aprueba la alianza UPN-Cs-PP

La coalición 'Navarra suma' se impone con dos escaños, el PSN gana el escaño perdido por Unidas Podemos. EH Bildu no logra representación para su candidata, Bel Pozueta, madre de uno de los condenados de Alsasua.

logo
El 'laboratorio navarro' aprueba la alianza UPN-Cs-PP

Resumen:

Navarra ha sido el laboratorio de la coalición de derechas que se exploró en varias circunscripciones y que sólo prosperó en la Comunidad foral. El resultado del 28-A ha sido positivo en términos de representación, si bien con pérdida de votos, en especial en comparación con el respaldo que el PP ha obtenido en el resto del país. En la comunidad foral la marca ‘Navarra suma’, que unía en coalición a Unión del Pueblo Navarro (UPN) y Ciudadanos, para integrar posteriormente al PP, ha logrado mantener los dos representantes que tenían UPN y PP en las elecciones de 2016. Una alianza de formaciones de derechas con la que se pretendía frenar a las formaciones ‘del cambio’ que integran Podemos, EH Bildu, Izquierda-Ezkerra y Geroa Bai.

Así, Unidas Podemos pierde uno de los dos escaños que ostentaba por Navarra en la comunidad navarra y logra un único representante que ha regresado al Partido Socialista de Navarra que obtiene dos asientos en Navarra,

La izquierda abertzale, que había apostado por aprovechar la ola de apoyo suscitada por la agresión y posterior condenada de los jóvenes de Alsasua, al designar a Bel Pozueta, madre de uno de los jóvenes condenados, no ha logrado representación. De esta forma, la izquierda abertzale navarra seguirá fuera de la cámara tras dos legislaturas sin estar presente.

Navarra se enfrenta en apenas un mes a unas elecciones autonómicas en las el pulso entre las tres formaciones de derechas y las que actualmente sostienen al Ejecutivo de Uxue Barkos volverán a dividir el voto en dos bloques.