El PNV no ha ocultado su malestar con el PSOE por la actitud que la formación ha mantenido en Navarra y que ha facilitado a la coalición Navarra Suma recuperar los principales ayuntamientos de la Comunidad Foral, en particular el de Pamplona. El presidente del PNV, Andoni Ortuzar ha apuntado que el PSN no cumplió con «lo que teníamos hablado», en aras a que ambas formaciones facilitasen los gobiernos que unos y otros podrían disputar. El líder jeltzale ha afirmado que los acordado «no fructificó» y que de lo ocurrido el pasado sábado en la conformación de consistorios fue Unión del Pueblo Navarra y su coalición con PP y Ciudadanos la principal beneficiada, «uno tiene derecho a sospechar», ha asegurado.

Navarra suma recuperó además de Pamplona, el gobierno de los principales municipios navarros, como Tudela, Barañáin, Burlada, Estella o Egües. Además, la posición que el PSN mantuvo en otras localidades como Cizur Mayor y Egües hicieron que Geroa Bai, la marca en la que está integrado el PNV en Navarra, perdiera la alcaldía en estas localidades. «Sólo hubo un único beneficiado», ha señalado Ortuzar en declaraciones a Radio Euskadi.

El presidente del EBB ha apuntado que si bien su partido procura «deslindar» ámbitos institucionales, no pueden obviar lo sucedido este fin de semana. Ortuzar ha añadido que lo que ocurra el miércoles, con la conformación del Parlamento de Navarra y la Mesa de la Cámara será determinante para determinar si el PSN mantiene la actitud de la constitución de los ayuntamientos o continúa dispuesto a cerrar la puerta a Navarra Suma. «Estamos con la mosca detrás de la oreja», ha señalado, «lo que suceda será muy importante».

Con la actitud del PSN el único beneficiado ha sido UPN, tomamos nota. Uno tiene derecho a sospechar»

En principio el PSN mantiene su aspiración a disputar el Gobierno de Navarra, con su candidata María Chivite. Pero para que fructifique requerirá del apoyo de Geroa Bai y Podemos y al menos de la abstención de EH Bildu. Este sábado se vivieron momentos de tensión después de que el PSN no apoyara la candidatura de EH Bildu a la alcaldía de Pamplona y apoyara a su aspirante, Maite Esporrín, lo que permitió que Navarra suma se impusiera y Enrique Maya asumiera el bastón de alcaldía. A la salida del pleno se vivieron momentos de tensión en la calle con insultos contra la candidata del PSN y abucheos al nuevo edil de NA+ -que repite en el cargo tras haber ocupado la alcaldía entre 2011 y 2015.

‘Lógicas del pasado’ con Bildu

Para Ortuzar la actitud que está manteniendo el PSN de no dialogar ni negociar con EH Bildu responde a «lógicas del pasado»: «Eso de decir aquello de ‘no hablo con quienes han…’ -en referencia a EH Bildu-. Han tenido un respaldo evidente y te puede gustar más o menos. Nosotros les reconocemos toda la legitimidad».

Navarra suma recuperó los principales ayuntamientos navarros, muchos gracias al a posición del PSN

El presidente del PNV también se ha referido al proceso de investidura de Pedro Sánchez y ha subrayado que para que el candidato socialista obtenga el apoyo del PNV «aún hay mucho de lo que hablar». Ha recordado que históricamente el PNV se ha abstenido en la elección de los presidentes y que revertir eso requeriría «hablar mucho».

El líder nacionalista también se ha mostrado escéptico con los equilibrios de intereses que deberá saber conjugar Sánchez. En este punto ha recordado que algunos de los planteamientos de Podemos resultan «recentralizadores y un ataque flagrante al autogobierno y nosotros no podemos entrar ahí». Ortuzar ha considerado que una vez culminada la conformación de ayuntamientos es hora de que Sánchez «enseñe sus cartas» y se decante no sólo por su fórmula de Gobierno sino también por quienes quiere que le apoyen para serlo.