España | Navarra

Chivite negocia ya con nacionalistas y Podemos su programa de Gobierno para Navarra

El PSN ha presentado una propuesta a Geroa Bai, Podemos e I-E para gobernar la Comunidad Foral. Todos los partidos se volverán a reunir el jueves. Por ahora, Bildu queda fuera de los contactos.

La socialista María Chivite felicita al nuevo presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde.

La socialista María Chivite felicita al nuevo presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde. EFE

Esta tarde se ha activado la segunda fase. La primera culminó con los acuerdos que permitieron investir presidente del Parlamento de Navarra al candidato de Geroa Bai, Unai Hualde e incluir a EH Bildu dentro del a Mesa de la Cámara. Ahora, el PSN de María Chivite aspira a lograr que el segundo movimiento estratégico pueda llevarle hasta la presidencia de Navarra: pactar un programa de gobierno con nacionalistas, Podemos e Izquierda-Ezkerra. El nuevo tramo de negociaciones en la operación planificada por los socialistas navarros continúa dejando fuera de los contactos oficiales a la izquierda abertzale.

A las 17.00 horas de esta tarde estaban citados a una reunión con el PSN tanto la coalición que lidera el PNV, Geroa Bai, como Elkarrekin-Podemos e I-E, las tres formaciones que pactaron y facilitaron que EH Bildu finalmente entrara en el órgano de gobierno de la Cámara foral. Este fin de semana la formación que lidera María Chivite ha ultimado el borrador de programa que ha presentado al resto de formaciones con las que intentará cerrar un pacto que le permita ocupar la presidencia de Navarra. Por el momento, la izquierda abertzale ha quedado fuera de los contactos formales y tampoco participará esta tarde de las negociaciones para definir lo que pudiera ser la base del gobierno de «progreso» y alternativo a Navarra Suma que quiere liderar Chivite.

A la salida del encuentro, que ha sido breve, el PSN ha asegurado que el documento presentado era «posibilista» y «realista» con el fin  facilitar un acuerdo:»Vamos a poner el acento en lo que nos une y la ciudadanía debe saber que que estamos por ek aceurdo», ha afirmado el secretario de organización del PSN, Ramón Alzorriz. El representante de los socialistas navarros ha añsdido que tras la «intensa» reunion se ha podido constatar el deseo de acuerdo de las formaciones participantes.

El documento, de unas 40 páginas, incluye propuestas de todas las formaciones. El mismo será estudiado por todos los partidos, que se han emplazado para otra nueva cita este próximo jueves. Incluye una introducción, un decálogo de prioridades, un apartado de políticas sectoriales y un programa de trabajo en el Parlamento de Navarra para toda la legislatura.

Optimismo

La primera valoración de los grupos ha sido positiva. Desde Geroa Bai su portavoz, Koldo Martínez ha subrayado que se «reconocen totalmente» en algunos puntos y que el primer análisis de la propuesta les genera «una buena sensación». Desde Podemos, su portavoz, Mikel Buil, ha destacado el tono cordial de la cita y ha confiado en que se puedan acordar medidas «viables y ambiciosas». Finalmente desde I-E también han asegurado que el camino parece viable pero han recordado que no se puede «obviar» la necesaria interlocución con EH Bildu para que el proyecto de un Gobierno alternativo pueda salir adelante.

Los contactos se producen de modo previo a la ronda con los partidos que iniciará el recién designado presidente del Parlamento foral para constatar si existen candidatos con apoyos para la conformación de Gobierno y proceder, en su caso, a convocar un pleno de investidura. Hualde tiene de plazo hasta el próximo 1 de julio. Todo apunta a que serán dos las candidaturas que se enfrenten en Navarra, la que aspira a liderar el candidato de Navarra Suma -PP, UPN y Cs-, Javier Esparza, y la que desde esta tarde quiere armar la secretaria general del PSN, María Chivite.

El PSN ha ultimado este fin de semana el programa de Gobierno que presenta esta tarde a Geroa Bai, Podemos e I-E. Bildu queda fuera de la negociación»

Por ahora ninguno de los dos cuenta con los apoyos necesarios para ello. Esparza, con sólo 20 diputados de los 50 de la Cámara navarra, requeriría del apoyo o abstención del PSN para ser elegido presidente. Por su parte, Chivite, también está lejos de la mayoría -11 escaños- con quienes ya le han trasladado su disposición a apoyarle, Geroa Bai (9), Podemos (2) e I-E (1). Chivite continúa requiriendo de al menos la abstención de EH Bildu, coalición de la izquierda abertzale que en los últimos días ha insistido en la necesidad de incluirle en la ronda de contactos si se quiere contar con ella en la operación para evitar un Gobierno de «las derechas».

Ampliar la Mesa del Parlamento

Salvado el escollo de la conformación del Parlamento, todo apunta a que la negociación del contenido de un hipotético programa «progresista» y alternativo a los planteamientos de NA+ no provoque tantas dificultades. Hasta ahora el mayor problema radica en la posición crítica que está manteniendo EH Bildu por sentirse desplazada de la negociación que lidera el PSN.

La izquierda abertzale viene reiterando en las últimas horas que no aspira a ser un convidado de piedra y que si quieren su abstención se debe contar con ellos. Bildu vio cómo su candidato a la alcaldía de Pamplona, Joseba Asirón, era desplazado del Gobierno municipal al presentar el PSN su candidatura y facilitar así que se impusiera el aspirante de NA+, Enrique Maya, hoy alcalde de Pamplona. La fractura abierta se compensó con el acuerdo del pasado miércoles cuando con la conformación de la Mesa del Parlamento finalmente Bildu obtuvo una de las secretarías.

Las negociaciones entre partidos se desarrollan e intensifican de forma paralela a las que esta misma semana se activarán en el ámbito institucional. Mañana se reunirá por primera vez la Mesa del Parlamento foral para explorar la posibilidad de ampliar el número de miembros del órgano de gestión de la Cámara. Actualmente la Mesa cuenta con cinco miembros y los partidos que impulsan una alternativa de Gobierno a NA+ quieren ampliarlo hasta siete. De esta forma, de la presidencia que ocupa Geroa Bai, las vicepresidencias de NA+ y PSN y las dos secretarias de NA+ y Bildu, se incluiría a dos integrantes más, uno para el PSN y otro para Podemos.

 

 

Te puede interesar

Comentar ()