España | País Vasco

El PP nacional arropa a Alfonso Alonso: "Es parte importante de nuestro capital político"

La dirección de la formación respalda al PP vasco tras las críticas de Álvarez de Toledo por su "tibieza" ante el nacionalismo.

logo
El PP nacional arropa a Alfonso Alonso: "Es parte importante de nuestro capital político"
El líder del PP vasco, Alfonso Alonso, junto a Cuca Gamarra, y otro dirigentes populares vascos.

El líder del PP vasco, Alfonso Alonso, junto a Cuca Gamarra, y otro dirigentes populares vascos.

Resumen:

En el aire aún se resiraba el malestar. El eco de las palabras de la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo cuestionando la actitud del PP vasco ante el nacionalismo han marcado el inicio esta tarde de la convención del PP vasco con el que su presidente, Alfonso Alonso, quiere renovar el mensaje de la formación y frenar así su imparable pérdida de peso electoral en el País Vasco.

Muestra de ello ha sido la intervención del presidente del PP en Guipúzcoa, Borja Sémper, sólo minutos antes del inicio de la convención. En ellas ha reclamado a Álvarez de Toledo que rectifique sus palabras. Le ha recordado que «mientras algunos caminaban por mullidas alfombras, otros nos jugábamos la vida en las calles».

Al inicio de la convención la gran incógnita era cuál sería la posición de la dirección nacional tras lo afirmado por Álvarez de Toledo, cuestionando la búsqueda de «perfil propio» que reclaman los populares vascos con la defensa de la foralidad, el Concierto Económico, la Constitución y el Estatuto de Gernika como ejes de su renovado discurso.

La dirección del PP ha subrayado hoy su respaldo al presidente del PP vasco. La vicesecretaria general de la formación, Cuca Gamarra, ha agradecido a Alonso su aportación política, «es parte de nustro capital político en el PP», ha proclamado entre aplausos. El líder del PP en Euskadi ya había asegurado esta mañana que había recibido el apoyo de Pablo Casado y que esta tarde ha completado Gamarra durante la inauguración de la convención. En su breve intervención ante las bases y dirigentes del PP vasco, Gamarra ha señalado que Alonso además de ser «vuestro líder» es una «parte importantísima del PP a nivel nacional».

Gamarra: «No sólo es vuestro líder sino una parte importantísima del PP a nivel nacional»

En lo que ha sonado como un desagravio por lo afirmadopor Alvarez de Toledo, Gamarra ha recordado que el PP vasco ha sido un muro de contención contra el nacionaismo a lo largo de los últimos 40 años y que ha sido el pilar sobre el que se ha basado la defensa de la libertad, la lucha contra el terrorismo y en favor de la democracia. : «Las bases de la libertad que defendemos en el PP están aquí».

Ponencia política

Una convención en la que sin duda el documento más relevante será la ponencia política que mañana verá la luz y que sitúa el respeto a la Constitución y el Estatuto de Gernika como las bases esenciales del nuevo proyecto  de los populares vascos. El texto avanzado hoy lo define el PP como «ambicioso», «centrado», «coherente» y enraizado en la realidad historica e institucional del País Vasco.

La comunicacion política se estructura en siete áreas que abarcan desde su política ante el nacionalismo, hasta el mensaje en materia de memoria y de defensa de España. La Cultura, la Educación y el «liberalismo humanista» se completan con el que sin duda puede ser el contenido más sensible tras la polémica en torno a las palabras pronunciadas ayer por la portavoz del PP, Cayetana Alvarez de Toledo acusando a los populares vascos de haber sido «tibios» y conniventes con el nacionalismo.

«Hay que proclamar sin remilgos que defender los interses del País Vasco es defender intereses de España»

Bajo el epígrafe «Arraigo, libertad y foralismo»,  el ‘renovado’ PP que comienza ahora a andar se presenta no sólo con la aspiración de ser una alternativa útil al nacionalismo sino como una opción capaz de actuallizar «una alternativa completa al status quo vasco». Se apunta en el documento que «ha llegado la hora» de que  la sociedad vasca pueda identificarse con un referente fuerte del constitucionalismo» capaz de proclamar «alto, claro y sin remilgos que defender los intereses del País Vasco es defender los intereses de España».

¿Foralidad nacionalista?

Recuerdan que la defensa de las raíces del País Vasco es «sinónimo de foralidad, historia y liberalismo». Un arraigo que partidos como el PNV «buscan vender como nacionalismo». Se apunta en la ponencia que «hemos llegado a oír que defender la foralidad o el Concierto Económico equivale a sucumbir al proyecto político del nacionalismo», a lo que el PP de Euskadi replica que «nada más lejos de la realidad». «Ninguno de esos tres conceptos puede ser alentado desde el nacionalismo, desde ningun tipo de nacionalismo, ni por el que surge aquí ni por el que se alimenta desde fuera de nuestra tierra».

El PP reivindica su derecho a presentarse con «su personalidad propia, su acento y sus rasgos distintivos». Recuerda que lo mismo sucede en el PP de Madrid o el de Galicía, «resaltar esa personalidad es lo que nos permitirá reconectar con una mayoría social vasca que, sin ser nacionalista, vota a partidos de esta ideología».

El PP de Alonso quiere reivindicar su arraigo a una tierra y a unas instiuciones «y a una historia que es anterior al nacionalismo y que está integrada en el ADN de los constitucionalistas vascos». Señalan que «la idiosincrasia de cada comunidad autónoma no es una amenaza sino algo que enriquece el patrimonio cultural de todos los españoles». El PP subraya que los Conciertos Económicos son incluso anteriores al nacionalismo vasco y que el PP dede su fundación en 1989 los ha defendido.

Dentro de la Constitución

Señalan que no existe ningun tipo de «conflicto de convivencia entre Euskadi y el conjunto de España, más allá de los esquemas políticos del nacionalismo y el independentismo vascos».  Insisten en que su defensa de la foralidad y las instituciones se hace siempre «dentro de la Constitución». Y que es por ello por lo que «tiene eficacia y vigencia», por su amparo en la «norma suprema» a través de la disposición adicional primera».

En este apartado, el PP del País Vasco concluye que los derechos históricos deben ser defendidos «como los que son, una limitación del poder del Estado que precisamente por eso constituyen en sí mismos un reconocimiento de la nación que les otorga valildez».

El PP se presenta como «el último dique de contención moral y político ante un proyecto que prioriza identidad a ciudadanía». Considera que sólo logrará reflotar su maltrecha situación electoral si consigue marcar «las mismas distancias» con los partidos nacionalistas vascos que con formaciones nacionalistas «incompatibles» con la España de la Constitución de 1978.

Comentar ()