El secretario general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha asegurado hoy que el candidato a presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, y su posible vicepresidente del Ejecutivo, Pablo Iglesias, deberán dar respuestas claras a las principales demandas que tiene el independentismo en Cataluña y el País Vasco si quieren contar con su apoyo. En una comparecencia para valorar el principio de acuerdo suscrito ayer por Sánchez e Iglesias, Otegi se ha dirigido al presidente del Gobierno en funciones para asegurarle que si no «pone sobre la mesa» el ejercicio del derecho de autodeterminación y la puesta en libertad de «los presos políticos»: «Ahórrese la llamada».

Otegi ha criticado con dureza el punto número 9 del acuerdo firmado ayer por definir la situación en Cataluña y Euskadi como «un problema de convivencia» y no como un «problema político». Se ha preguntado si Sánchez continúa en «la ola de la involución» a la que se subió durante la campaña electoral para ganar votos o si el Gobierno que ahora quiere constituir reconducirá esta senda: «¿Va a seguir dando chapa y pintura al régimen del 78 o va a abordar de una vez estas cuestiones?». El dirigente de la izquierda abertzale ha afirmado que ya no funcionará «el truco de que si no vienen los otros y el ‘virgencita, virgencita, que me quede como estoy’ porque esto puede ir a peor. No, eso ya no funciona».

Ha señalado que no se pueden establecer en un documento que fija los principios del futuro gobierno que el límite de su actuación será la Constitución: «Si es así, que se ahorren la llamada. Ahora la pelota está en su tejado». Otegi ha señalado que las formaciones soberanistas catalanas y EH Bildu mantendrán una posición conjunta y que por el momento, salvo grandes cambios en la posición de Sánchez, «la puerta está cerrada»: «La abrirán o cerrarán ellos, señor Sánchez, ¡estom cuándo toca?».