España | País Vasco

El independentismo se moviliza para impulsar leyes de referéndum en Euskadi y Navarra

La izquierda abertzale está dispuesta a elevar la presión sobre el proyecto de gobierno de coalición que el pasado lunes rubricaron Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. La plataforma social en favor del derecho a decidir, ‘Gure Esku’, ha puesto en marcha un plan para que en los parlamentos de Euskadi y Navarra, así como en las instituciones del País Vasco francés, se impulse la aprobación de leyes de referéndum. La iniciativa llega sólo una semana después de que el presidente del Gobierno en funciones anunciara durante la campaña electoral su intención de reformar el Código Penal para que sea delito la convocatoria ilegal de consultas.

La propuesta supone una nueva fase de actuaciones de esta plataforma soberanista vasca que durante los últimos años ha llevado a cabo consultas independentistas simbólicas en cientos de localidades vascas, aunque con escaso éxito de participación. La última, celebrada en San Sebastián, contó con la participación de un 13% del censo de la capital guipuzcoana.

A partir de ahora, ‘Gure Esku’ llevará a cabo una recogida de firmas por todo el País Vasco que considera que será “masiva” y se convertirá en el mejor aval para reforzar las iniciativas parlamentarias e institucionales en favor de una ley que regule la convocatoria de consultas en favor del derecho a decidir.

«Las consultas no son delito»

Actualmente se trabaja en la elaboración de un manifiesto y tras ello se pondrá en marcha la recogida de apoyos con los que acudir a las Cámaras parlamentarias respectivas. Con ellas además de formar propuestas legales en las instituciones también se confía en poder recabar el apoyo social y cultural. Desde Gure Esku se considera que los intentos por ilegalizar este tipo de consultas son un error, “seguiremos diciendo que no son un delito” y que tarde o temprano el ejercicio del derecho a decidir será una realidad.

El anuncio de la iniciativa social que se activará en las próximas semanas -y que se extenderá por todos los municipios vascos y navarros a lo largo de los próximos meses-, llega a escasas dos semanas de que se presente la propuesta de articulado de un nuevo estatus para Euskadi. Los promotores de ‘Gure Esku’ confían en que precisamente la recogida de firmas y en posible impulso institucional en favor del derecho a decidir permita incorporar su reconocimiento en el futuro estatuto vasco.

El documento del nuevo ‘estatus’ vasco se encuentra actualmente en fase de redacción de su primer borrador. Expertos juristas designados por todos los partidos políticos trabajan desde hace casi un año en dar forma, artículo a artículo, a un documento basado en el texto de mínimos pactado entre PNV y Bildu. Las bases consensuadas por ambas formaciones nacionalistas, y que no contaron con el apoyo de ninguna otra formación, ya recogían la necesidad de incorporar el derecho a decidir en el estatuto que debería renovar el de Gernika de 1979.   

Comentar ()