Fachada del Ayuntamiento de Guadarrama durante la pandemia. EL INDEPENDIENTE

Ciencia y Tecnología | España | Inteligencia Artificial

La prueba 'fantasma' de Radar Covid en Guadarrama: "La gente no la utiliza"

A Guadarrama, un pueblo de 16.000 personas, se llega en coche por la A-6. Está en plena sierra madrileña, pegada al Valle de los Caídos. Ahora mismo, es el único municipio de Madrid donde funciona Radar Covid, la app de rastreo de contactos que ha impulsado el Gobierno. Por sus calles, sin embargo, varios vecinos nunca han oído hablar de la aplicación. Hasta ahora se conocen muy pocos detalles sobre cómo está respondiendo el piloto y Salud Pública de Madrid admite que necesita que la herramienta se utilice más.

Radar Covid funciona desde hace semanas en otras comunidades. En Madrid está lista técnicamente, pero el Gobierno de Díaz Ayuso decidió probarla antes en uno de sus pueblos. «Ahora necesitamos que muchos vecinos se bajen la app para poder comprobar cómo se comporta el piloto», explicó el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero. La idea es que después de tres semanas de prueba se despliegue Radar Covid de forma gradual, municipio a municipio, según El Confidencial.

Tenemos algunos contactos que han podido ser identificados a través de la app. Pero sinceramente necesitamos que la población la utilice más”

Elena andradas, responsable de salud pública de madrid

Madrid eligió Guadarrama por su situación geográfica y su «respuesta asistencial». El experimento comenzó el viernes 11. Ese día, el consejero visitó algunos comercios del pueblo y explicó qué era Radar Covid. El Ayuntamiento ha pegado carteles informativos en los establecimientos y ha enviado correos electrónicos a los presidentes de las 44 urbanizaciones de la localidad para que difundieran la campaña.

«Le ha tocado a Guadarrama como le podía haber tocado a otro municipio (…) Se le ha dado bastante difusión en los portales digitales y creo que se va a tener una buena respuesta, todavía no tenemos ningún dato», cuenta a El Independiente el alcalde, Diosdado Soto.

«No se le da bombo»

En los alrededores del Ayuntamiento, en cambio, la sensación no es la misma. Algunos no tienen ni idea de que su pueblo es el único de Madrid donde funciona Radar Covid. Otros la conocen, pero no la han descargado. Y un par de vecinos la rechaza: «En vez de gastarse el dinero en tonterías y gilipolleces, que gasten en médicos y rastreadores», critica una mujer en la Plaza Mayor.

Entre una veintena de vecinos consultados, casi ninguno tiene claro cómo funciona la herramienta. Si uno de ellos se descarga y activa la app, su teléfono comenzará a emitir claves cifradas a través del bluetooth. Cuando pasan más de 15 minutos a menos de dos metros de otro usuario con Radar Covid, los dos móviles intercambian las claves y las ‘recuerdan’ durante dos semanas. Si resulta que uno de ellos da positivo en coronavirus, el sanitario le facilitará otro código que deberá introducir en la aplicación. Cuando lo haga, todos los contactos cercanos recibirán un aviso de que podrían estar contagiados.

«No se le está dando mucho bombo a la app, aquí no se habla nada de nada». Lo dice Sergio, responsable de una peluquería en la calle Alfonso Serna, una de las principales vías comerciales de la localidad. A pocos metros, cuatro ancianos conversan sentados en un banco. Aseguran que en Guadarrama, salvo algunos jóvenes, todos llevan mascarilla. «No verás a nadie andando que no la lleve, si lo ves, me avisas», comenta Juan. Sólo uno de ellos conoce que es Radar Covid.

Entre la gente joven hay alguna excepción. «Me la he descargado, he estado dos semanas con ella y no me ha saltado ninguna notificación. He visto que subían los contagios, pero no veo que la gente la utilice. Eso o realmente hacen cuarentena en casa y, por tanto, no hace falta», contesta Rebeca. Entre los siete adolescentes que pasean por la zona, sólo dos están al tanto. «Yo creo que es mentira como funciona la aplicación, sinceramente. El que se la descargue es porque estará muy preocupado», cree Zouhair, otro joven.

Pero el alcalde, Diosdado Soto, sí que defiende a la app: «Sabemos que se ha recibido con gran aceptación porque es una herramienta más de utilidad. Es habitual salir a la calle, visitar comercios y que pregunten por ella y lo comenten entre los propios vecinos».

Sin datos del experimento de Madrid

Radar Covid ya está operativa en la mayoría de comunidades autónomas. Pero en Madrid, la región más afectada por la segunda ola, aún la están probando. «Ese piloto de Madrid técnicamente no es necesario porque ya se probó en La Gomera para comprobar si la app era útil, y funcionaba bien», comentan fuentes de la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (Sedia).

Ese piloto de Madrid no es necesario porque la app ya se probó en La Gomera y funcionaba bien», dicen desde la Sedia

Este departamento, que depende del Ministerio de Asuntos Económicos, está detrás de la app española. El Gobierno adjudicó a Indra el desarrollo de Radar Covid. En julio se probó con éxito en La Gomera y en agosto se puso a disposición de las CCAA. En un último paso, cada región tenía que integrar la herramienta en sus sistemas de salud, es decir, completar procesos técnicos, formar a personal en la aplicación o decidir cómo facilitar los códigos a los contagiados. Madrid completó la integración el 2 de septiembre. Pero, ahora mismo, un madrileño sólo recibirá alertas de exposición si el contacto se produce en Guadarrama o en otra región donde la app esté operativa.

Por ahora se conocen muy pocos detalles sobre cuántos contagios se han reportado en Guadarrama a través de Radar Covid. «Nosotros tenemos algunos contactos que han podido ser identificados a través de la app. Pero sinceramente necesitamos que la población la utilice más», dijo el miércoles Elena Andradas, directora general de Salud Pública de Madrid, en una rueda de prensa.

Los pocos datos que existen hasta la fecha reflejan que, por ahora, se está utilizando poco. Pese a que acumula más de 4,3 millones de descargas, Radar Covid rastrea menos del 1% de los contagios que se rastrean en España. Esto se sabe gracias a un ingeniero que ha desarrollado un bot para monitorizar la actividad que registra la herramienta. De los más de 75.000 contagios que se han registrado en la última semana, sólo algo más de 400 lo comunicaron a Radar Covid para alertar a los contactos estrechos. Aunque estos datos, según fuentes de la Sedia, no son exactos y no parecen aproximarse a los reales.

Andalucía ha admitido que Radar Covid sólo ha reportado un 1,3% de los positivos detectados desde el 24 agosto, cuando puso en marcha la app. Y en Extremadura, un 2,37% desde el 15 de septiembre. En Cataluña aún no la han integrado por cuestiones técnicas y Madrid, por ahora, sigue probándola.

Comentar ()