El juez de la Audiencia Nacional que ha presentado al Tribunal Supremo indicios de tres delitos distintos contra el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha denunciado haber recibido «amenazas de muerte» y la advertencia de que podrá ser objeto de «palizas» en redes sociales tras pedir que se investigue al líder de Podemos, por lo que la Policía revisará dichas publicaciones.

El propio instructor ha presentado los mensajes ante la Policía que ha decidido informar a la Fiscalía e iniciar la investigación, según trasladan fuentes de la Audiencia Nacional a El Independiente.

La denuncia llega un día después de el magistrado se dirigiera a la Sala Segunda del alto tribunal y expusiera indicios de que Iglesias instrumentalizó la investigación abierta en su Juzgado contra el comisario José Manuel Villarejo para presentarse como víctima de la red presuntamente mafiosa de dicho policía y obtener «una ventaja electoral». Con ese fin habría solicitado personarse en la causa como víctima del robo del móvil de su exasesora en el Parlamento Europeo, Dina Bousselham, y habría pedido a su equipo jurídico ampliar una denuncia por el robo tras aparecer publicados en Okdiario mensajes entre miembros de Podemos contenidos en el móvil. Según el instructor, lo hizo a pesar de que sabía que su asesora había compartido pantallazos de dichas conversaciones.

Pidió investigar los mensajes contra Calvente

El juez Manuel García-Castellón también pidió a la Fiscalía investigar las amenazas contra él y su familia que el abogado expulsado de Podemos, José Manuel Calvente, afirmó durante su declaración como testigo en la Audiencia Nacional que está recibiendo desde que denunció que el caso Dina fue un «montaje orquestado por la cúpula de Podemos».

Calvente atribuyó estos mensajes, también en redes sociales, a la ‘kale borroka’ de Podemos, una ‘guerrilla’ de grupos próximos al partido organizada para atacar también a los «jueces que investigan a Podemos».

Campaña de desprestigio en vídeo

Después de retirar la condición de perjudicado a Iglesias, fuentes de la Audiencia Nacional trasladaron a este diario la «preocupación» por la publicación de un vídeo en Youtube en el que se hablaba de Manuel García-Castellón como un «juez para la derecha». Un vídeo que en el Juzgado Central de Instrucción 6 se recibió como una «campaña de desprestigio» hacia el juez y que fue publicado en la plataforma Spanish Revolution, una web creada por miembros de la Comisión de Comunicación de Sol del Movimiento 15-M y afín a Podemos.