España

Los independentistas a Iglesias: "Bienvenido al club de los señalados"

El vicepresidente segundo acusa al PP de intentar usar vías no "ilícitas" para llegar al poder

Pablo Iglesias, en el Senado, con una mascarilla de 'Sanidad Pública'. EP

No era esta una comparecencia cómoda para el vicepresidente segundo en la comisión del Senado de Políticas Integrales para la Discapacidad, justo un día después de conocerse la noticia de que el juez de la Audiencia García-Castellón ha elevado al Supremo la petición de su imputación por el «caso Dina». Prácticamente todos los portavoces han suscitado la cuestión bien en tono crítico o solidarizándose con el vicepresidente.

Este ha sido el caso de la interviniente de JxC, Teresa Rivero, que le ha dado la bienvenida «al club de los señalados», abundando en la teoría de Podemos de que no existe una justicia independiente porque «persigue la disidencia», lo que hace de España una «democracia imperfecta que tiene presos políticos». Del lado de los apoyos también ha estado el portavoz de Geroa Bai, Joseba Martínez, y el de EH-Bildu, que han parafraseado a la portavoz catalana. «Bienvenido al club», le ha dicho, al igual que el de ERC, Josep Rufá, lo que Iglesias ha replicado que «no llegamos de nuevas al club, estamos desde que nacimos».

El PP le pide que no se «refugie» en su condición de aforado

A pesar de algún llamamiento selectivo de la presidenta de la comisión, la socialista María Teresa Fernández, para que los senadores se ciñeran al motivo de la comparecencia, la portavoz del PP, Violante Tomás, le ha espetado que «nos hemos quedado extrañados por su presencia hoy porque pensábamos que tendría un poco de decencia política y habría dimitido. A la vergüenza de que su partido esté imputado por financiación irregular se suma que el juez ha pedido al Supremo que le impute al concluir que ha cometido tres delitos, no uno, tres».

En este sentido, ha calificado de «sorprendente que se refugie en su condición de aforado cuando proponía suprimir los aforamientos. Qué incoherencia y que decepción para los que creían en sus palabras verle ahora aferrado al sillón de vicepresidente». Tras recordar que «por asuntos menos graves han pedido la dimisión de otros políticos», ha expresado su convencimiento de que estaría imputado de no ser vicepresidente.

Iglesias les ha acusado de intentar usar vías no democráticas, «ilícitas», para llegar al poder «porque no van a volver al Consejo de Ministros. La foto de Colón les va atener confinados muchísimos años y si no se ilegalizan formaciones políticas, es casi inviable que vuelvan » al Gobierno. El PP, dice Iglesias, «es un pegamento para los demócratas. Tengo muchas diferencias políticas con ERC, Bildu, PNV, JxC, pero como saben saben que por las vías democráticas no volverán, intentan recuperar lo que las urnas no les van a dar».

«Dos varas de medir»

También el portavoz de UPN, Alberto Catalán, ha arrancado su intervención preguntando a Iglesias «qué hubiese exigido a otra persona a la que se le hubieran imputan mismos delitos», para acusarle a continuación de tener «dos varas de medir, una para ustedes y otra para los demás». Tras estas consideraciones le ha pedido que renuncie como un ciudadanos más. «Dimita, haga frente a sus responsabilidades. Después de este auto su credibilidad es nula», ha agregado para recordar cómo Podemos se presentó ante la sociedad «con un discurso de regeneración y no han dado un ejemplo de nada. No es que hayan sido iguales, han sido peores». Si el Supremo, al final, «le imputa, no le quedará , más remedio que dimitir o ser cesado y ya no dará ejemplo».

La portavoz del PNV, Rosa Peral, se ha ceñido al motivo de la comparecencia, teniendo en cuenta que el presidente de su partido, Andoni Ortuzar, ha expresado al propio Pablo Iglesias su disponibilidad a apoyar los Presupuestos Generales del Estado. También lo ha hecho Tomás Marcos de Ciudadanos, acaso por el mismo motivo. Pero en su segundo intervención le ha traslado el mensaje de que «usted tiene que considerar dimitir. No vale esconderse en el escaño o en que hay una persecución de ideas. De un paso atrás, o al lado, y dimita».

Comentar ()