España

Iglesias y Montero, los ministros peor valorados durante la pandemia

El CIS incluye en su barómetro de octubre una valoración de todos los miembros del Gobierno por primera vez desde que se declarase el estado de alarma el pasado mes de marzo

Irene Montero y Pablo Iglesias

Los dirigentes de Podemos, Pablo Iglesias e Irene Montero, en el Congreso. EFE

Todos los ministros del Gobierno y todos los líderes políticos del resto de partidos suspenden a ojos de los españoles. Esta es una de las conclusiones que se extraen del último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que aporta otro dato significativo: Pablo Iglesias e Irene Montero son, con diferencia, los dos miembros del gabinete ministerial peor valorados por los ciudadanos durante la pandemia.

El instituto público que dirige José Félix Tezanos ha incluido en su barómetro de octubre una valoración de todos los ministros, un apartado que no incluía desde que se declarase el estado de alarma en todo el país el pasado mes de marzo. Y son el ministro de Derechos Sociales, Pablo Iglesias; y la de Igualdad, Irene Montero, los más castigados por la opinión pública. En una escala del 1 al 10 -en que 1 significa una valoración ‘muy mala’ y 10 ‘muy buena’- el vicepresidente segundo es el que obtiene peor resultado de toda la plana ministerial: el 39,5% de los entrevistados no duda en tildar su gestión durante la pandemia como ‘muy mala’, seguido por Irene Montero, con un 31,5%. El tercer puesto sería para el ministro de Consumo, Alberto Garzón, con un 27%, al que le seguiría el titular de Interior, Fernando Grande-Marlaska, cuya gestión en los últimos meses califican con un 1 el 23% de los españoles.

En nota media, el peor valorado sigue siendo el vicepresidente segundo, que suspende con un 3,4, aunque en este caso empata con otros ministros que obtienen la misma calificación, como el titular de Agricultura, Luis Planas; el de Justicia, Juan Carlos Campo; y el de Universidades, Manuel Castells. La ministra de Igualdad y dirigente de Podemos, Irene Montero, obtiene en este caso un 3,5 de valoración media, marca que sólo iguala el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes.

El CIS de octubre se ha publicado justo después de conocerse la petición del juez del ‘caso Dina’ al Tribunal Supremo para que impute al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, por los delitos de denuncia falsa, revelación de secretos, este último con agravante de género. Mientras el Alto Tribunal decide si imputa a o no al dirigente de Podemos, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, reiteró ayer en sede parlamentaria su «confianza absoluta» a su vicepresidente segundo respecto a la multitud de frentes judiciales que acorralan al dirigente morado.

La desafección de los ciudadanos con la política sigue creciendo mientras la crispación se instala jornada tras jornada en el Congreso de los Diputados a cuenta de una actualidad cuanto menos convulsa. Cuestiones como la declaración unilateral del estado de alarma en Madrid; los escándalos judiciales que rodean a Pablo Iglesias; las nuevas informaciones en cuanto antiguas tramas corruptas del PP; la moción de censura de Vox; o el intento de reforma del Poder Judicial por parte del Gobierno arrastran a la clase política al fango, mientras los contagios por el impacto de la segunda ola del coronavirus no dejan de crecer en todo el país.

Nadia Calviño, la excepción

El suspenso generalizado en el Consejo de Ministros y entre los líderes de los cinco principales partidos a nivel nacional cuentan con una excepción: la de la titular de Economía y vicepresidenta tercera, Nadia Calviño, la ministra mejor valorada de todo el Gobierno que se salva de la quema con un aprobado raspado.

Aunque ya por debajo del cinco, le siguen como mejor valorados la ministra de Defensa, Margarita Robles, con un 4,7; el titular de Sanidad, Salvador Illa -cuya presencia mediática se ha multiplicado con motivo de la segunda ola del coronavirus y el conflicto abierto con Madrid– quien obtiene la misma puntuación. En cuarto lugar se situaría la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, con un 4,6.

Sánchez, peor valorado que sus ministros

Aunque es el líder político mejor valorado respecto a sus competidores, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, obtiene una calificación bastante peor que la de buena parte de sus ministros, con un 4,3 de valoración media.

Le sigue la dirigente de Ciudadanos, Inés Arrimadas, con un 3,9; el jefe de la oposición, Pablo Casado, que obtiene una valoración media del 3,3; y el líder de Podemos, Pablo Iglesias con un 3,2. Cierra la clasificación el presidente de Vox, Santiago Abascal, que se aleja de sus principales competidores con un 2,5, según el CIS.

Comentar ()