Todos los grupos parlamentarios, incluido el PP, han negociado durante toda la mañana la presentación de enmiendas comunes tanto para reducir los plazos del estado de alarma planteado por el Gobierno como para obligar a Sánchez a acudir a rendir cuentas en el Congreso. Junts, ERC, PNV, Bildu, Más País y Compromís, entre otros, abrieron negociaciones este martes para consensuar una posición común con la oposición, dada la crítica generalizada al plazo de seis meses que propone el Gobierno en su decreto del estado de alarma.

En este punto, ERC ha presentado esta mañana su propia enmienda, que en la práctica implica votar a favor de la prórroga del estado de alarma durante seis meses a cambio de que el jefe del Ejecutivo acuda cada dos meses al Congreso a rendir cuentas. La enmienda ya contaría con el apoyo mayoritario de la Cámara, ya que tanto PSOE como Podemos han recibido de buen agrado la propuesta de sus socios independentistas, después de haberse negado a tal extremo durante días. ERC tendría confirmado también el apoyo de otros grupos minoritarios, como Compromís y Más País.

Compromís y Más País registraron también esta mañana su propia enmienda que obligaba a Sánchez acudir al Parlamento una vez al mes, aunque fuentes de ambos grupos confirman que votarán a favor de la iniciativa de Esquerra.

La excesiva duración del estado de alarma, unida a que son los presidentes autonómicos los que deben comparecer ante sus respetivos parlamentos, y no así el Gobierno central, ha unido a muchos grupos de muy distintas sensibilidades políticas. A sabiendas de esas negociaciones entre algunos grupos, PP y Ciudadanos se pusieron en contacto con la portavoz de Junts, Laura Borràs, para sondear la posibilidad de sumarse a ese consenso. A esta hora, fuentes de ambas formaciones confirman que han presentado sus propias enmiendas para intentar reducir el plazo del estado de alarma y ampliar el control parlamentario.

PP votará en contra de la enmienda de ERC

Fuentes del PP confirman que al partido les parece «insuficiente» la enmienda de ERC, aunque se abren a apoyar la registrada por Compromís y Más País que implica la presencia del presidente del Gobierno cada mes. La enmienda de los populares, por su parte, exige la comparecencia de Sánchez cada 15 días y la reducción de la alarma de seis a dos meses. A esta hora, continúan las negociaciones entre los de Casado y el resto de formaciones políticas para amarrar apoyos a la iniciativa, aunque se da por descontado que la enmienda que saldrá adelante será la de Esquerra, al contar con los 155 votos del Gobierno.

El debate y votación de la prórroga del estado de alarma tendrá lugar este jueves en el Congreso. Sánchez tendría ya amarrados los apoyos suficientes como para sacarla adelante, aunque por el momento el principal partido de la oposición no desvela el sentido de su voto a la espera de que el Ejecutivo acepte su condición de reducir el estado de alarma a dos meses y que el presidente del Gobierno rinda cuentas ante sus señorías periódicamente, en lo que dure la situación de excepcionalidad.