Un grupo de jóvenes iniciaron una violenta protesta en el barrio burgalés de Gamonal y quemaron decenas de contenedores pasadas las 21 horas de este viernes, aparte de lanzar objetos contra la Policía, como protesta por el toque de queda impuesto desde las 22 hasta las 6 horas, informa Europa Press. Coincide con el inicio del toque de queda decretado por el Gobierno de Castilla y León.

El alcalde socialista de Burgos, Daniel de la Rosa, ha explicado que aunque los disturbios más graves se han producido en el barrio de Gamonal ha habido réplicas de menor intensidad en otras zonas de la ciudad, como en los barrios de San Pedro y San Felices y en la zona centro.

El balance de daños es de unos cien contenedores quemados y cuantiosos daños en vehículos y mobiliario urbano, mientras que se desconoce si se han producido detenciones.

La intensidad de los disturbios ha obligado a que, en algunos momentos, los agentes de la policía local y nacional hayan tenido que replegarse.

Los jóvenes han cortado la calle Vitoria y han incendiado contenedores, mientras gritaban consignas contra las restricciones que se han impuesto para controlar la propagación de la pandemia provocada por el coronavirus y que ha llevado a que se decretase desde el pasado sábado el toque de queda en la Comunidad y que desde las 14 horas de este viernes se haya cerrado perimetralmente.

Numerosos vecinos han salido a las ventanas de sus domicilios para quejarse ante lo que estaba sucediendo y la Policía ha desplegado varios efectivos antidisturbios, contra los que los jóvenes han lanzado objetos.

Disturbios en el barrio de Gamonal (Burgos) en el inicio del toque de queda.

A medida que los agentes avanzan por el barrio, los vecinos ha aplaudido su presencia y se han escuchado gritos de «Esto no es Gamonal».

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha hecho esta noche un llamamiento a la serenidad y la responsabilidad en la ciudad de Burgos, donde un centenar de personas están protagonizando graves disturbios en el barrio de Gamonal.

«Hago un llamamiento a la serenidad y a la responsabilidad. Los episodios violentos que se están produciendo en Burgos, además de reprobables, no ayudan a luchar contra el enemigo común que es el virus. Mi apoyo a las fuerzas de seguridad», ha publicado Fernández Mañueco en su perfil de Twitter.