España

ERC expedienta al concejal al que encontraron casi 40.000 euros en efectivo en su despacho

La Guardia Civil custodia el Ayuntamiento de Cabrera durante el registro ordenado por el juez en el marco de la Operación Volhov EFE

ERC ha anunciado este jueves la apertura de un expediente al regidor de urbanismo de Cabrera de Mar (Barcelona), Enric Mir, al que también ha suspendido de militancia y reclamado que abandone su acta de concejal en el Ayuntamiento. Ha sido la única consecuencia interna, hasta ahora, de la Operación Volhov, que ha desvelado una presunta trama de corrupción y tráfico de influencias liderada por el ex secretario de Organización del partido, Xavier Vendrell, y el empresario David Madí, antigua mano derecha de Artur Mas.

El partido republicano ha negado, sin embargo, que se haya producido ningún trato de favor a su ex dirigente, que según las escuchas buscó trato de favor con las consejerías de Salut, Educación y Trabajo, todas ellas en manos de ERC. Vendrell se reunió con la consellera de Salut, Alba Vergés, que ha negado que ese encuentro demuestre el trato de favor, aunque una de las empresas de Vendrell es contratista de su Departamento.

Las escuchas realizadas dentro de la investigación que dirige el titular del Juzgado 1 de Barcelona, desvelan una presunta trama protagonizada por Vendrell, Mir y el alcalde de la localidad, Jordi Mir, para recalificar unos terrenos propiedad de Xavier Vendrell. ERC, sin embargo, no ha expedientado al regidor por esas escuchas, sino porque en el transcurso del registro realizado el pasado miércoles la Guardia Civil halló en el despacho de Mir casi 40.000 euros en efectivo que el regidor no pudo justificar.

ERC ha señalado este jueves en un comunicado que, «a raíz de las actuaciones de la Guardia Civil y del Juzgado de instrucción número 1 de Barcelona en el marco de la Operación Volhov», abrió «diversos expedientes informativos para verificar la verosimilitud de las acusaciones hechas públicas» y, por ahora, ha tomado la decisión de expedientar, suspender y pedir la dimisión de Enric Mir, concejal de urbanismo.

Dinero sin justificar

Los republicanos aseguran en un comunicado que tras los registros y las acusaciones de prevaricación en el Ayuntamiento de Cabrera «se ha podido corroborar que no se ha producido ningún delito, irregularidad ni trato de favor en la gestión urbanística». De hecho, el líder del partido, Pere Aragonés, aseguró el miércoles en el Parlament que todos los departamentos de la Generalitat implicados en presuntas prácticas ilegales por el sumario han negado los supuestos contratos con Vendrell y Madí.

Sin embargo, apuntan que «fruto de ese registro en las dependencias municipales, pero sin ninguna relación con las acusaciones mencionadas, la Guardia Civil se incautó de una cantidad elevada de dinero en efectivo en el despacho del concejal Enric Mir». El regidor argumentó en el momento del registro que se trataba de dinero privado que nada tenía que ver con su gestión en el consistorio.

Según los republicanos, las investigaciones derivadas de los expedientes informativos abiertos por el partido concluyen que «este hecho obedece a un comportamiento de la esfera privada» de Mir y «no guarda ninguna relación con su actuación como concejal o militante». Pero añaden que «es del todo incompatible con los valores republicanos que defendemos tanto el partido como el grupo municipal de Cabrera de Mar».

Por este motivo, la dirección de ERC ha acordado por unanimidad solicitar la apertura de un expediente disciplinario y la suspensión cautelar de militancia con efectos inmediatos a Enric Mir, además de pedirle que abandone el acta de concejal.

Desde su «autoexigencia» ante este caso, ERC también denuncia que la operación Volhov representa «una nueva ofensiva del Estado con la clara intención política de desgastar al independentismo, haciendo un uso impropio del aparato judicial, con una base indiciaria deficiente, para atacar a los adversarios políticos»

Comentar ()