España

El PP vuelve a ser primera fuerza en Murcia y aprueba en la gestión del Covid

El presidente de Murcia, Fernando López Miras EFE

«Escenarios políticos ante la segunda ola de la pandemia». Así se titula el barómetro del CIS murciano, Cemop, que arroja como dato más reseñable que el PP vuelve a ser primera fuerza política en Murcia después de que el PSOE le quitase ese cetro en las elecciones autonómicas de mayo del año pasado. Según este estudio, de celebrarse hoy las elecciones el PP pasaría de 16 escaños a 20, mientras que los socialistas se dejarían cuatro por el camino, esto es, de 17 a 13.

No obstante, López Miras seguiría necesitando de Ciudadanos y, al menos, de la abstención de Vox para poder ser investido presidente. La formación de Inés Arrimadas es la más castigada de los cinco partidos con representación parlamentaria, puesto que pierde la mitad de sus representantes. Si el año pasado obtuvo seis escaños, ahora se quedaría en 3. En cambio, demuestra una enorme fortaleza Vox, quien a pesar del crecimiento del PP también consigue mejores resultados pues crece de los 4 a los 7 diputados. Unidas podemos, Por su parte, pierde porcentaje de voto pero mantiene sus dos representantes.

López Miras es el único que aprueba

Lo más llamativo es que lejos de verse desgastado por la gestión de la crisis del Covid, el presidente murciano y barón popular, Fernando López Miras, sale bastante bien parado del envite. Casi la mitad de los murcianos, en concreto, el 49,3 por ciento, cree que la gestión del gobierno regional ha sido «buena» y un 4 por ciento «muy buena», frente al 20,5 por ciento que la califica de «mala» y un 2,9 de «muy mala». En cambio, esa apreciación es mucho menos benigna con el Gobierno central lo que debe lastrar también a los socialistas murcianos. La mayoría de ellos califica de «mala» o «muy mala»(35,6 y 23,3) la ejecutoria de Moncloa para hacer frente al contagio del coronavirus.

En cuanto a la valoración de líderes, tanto nacionales como territoriales, sólo uno pasa del aprobado y ese es el presidente del Ejecutivo murciano. Si en mayo de este año, en pleno confinamiento, ya conseguía un honroso 5,24, esta vez tiene un 5,53 sobre 10, cuando lo habitual es que los encuestados suspendan a toda la clase política. Curiosamente, y a pesar de la bofetada que se da la formación naranja en este sondeo, Inés Arrimadas, es, entre los dirigentes de ámbito nacional la única que roza el aprobado con un 4,98 de nota.

López Miras ha tenido a lo largo de la pandemia una buena disposición de colaboración institucional y no ha dudado en blindar o confinar a su Comunidad, que aunque tiene un nivel de incidencia acumulada alta, por encima de la media de todo el país, se ha mantenido más o menos por el medio de la tabla. El murciano se unió en la última conferencia de presidentes a Alberto Núñez Feijóo y Juan Manuel Moreno al exigir que no fuera Moncloa quien decida el destino de los fondos europeos para la reconstrucción.

Comentar ()