España

Barones del PP cuestionan que Moncloa gestione los fondos europeos

Trasladan sus recelos hacia el jefe de la Oficina Económica, Manuel De la Rocha, y al director de gabinete de Sánchez, Iván Redondo, y piden un órgano independiente

El vicepresidente de la Generalitat en funciones de presidente, Pere Aragonés.

Pedro Sánchez y Úrsula Von der Leyen en la conferencia de presidentes, que se ha celebrado telemáticamente EFE

Al menos los presidentes de tres Comunidades Autónomas, todos ellos del Partido Popular, expresaron este lunes en la conferencia telemática, con epicentro en el Senado, sus recelos y reticencias a que sea la Oficina Económica del Gobierno, capitaneada por Manuel de la Rocha, la que gestione las ayudas europeas por la crisis del coronavirus. Han sido el andaluz Juan Manuel Moreno; el murciano Fernando López Miras, y el castellanoleonés Alfonso Fernández Mañueco.

Por extensión, rechazan que sea Moncloa y el director de gabinete de Pedro Sánchez, Iván Redondo, los que decidan el destino de unos fondos millonarios de los que se ignora todavía su condicionalidad, criterios objetivos y plazos de reparto. «Cada vez que ha habido una distribución de fondos se han pagado lealtades políticas», señala a El Independiente un presidente autonómico.

Por ello, los barones populares defienden, conforme al modelo que han escogido otros países de nuestro entorno, que sea un órgano independiente, sin adscripciones políticas, el que decida sobre los 140.000 millones que vendrán de Europa, «y no desde la oficina de Moncloa». Y lo han defendido delante de la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Leyen, invitada a participar en esta cita aunque la pandemia ha impedido que fuera presencialmente.

Von der Leyen, en su intervención final, no ha aludido a esta cuestión como tampoco lo ha hecho a la reivindicación de un referéndum de autodeterminación que ha defendido, en inglés, el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

Precisamente, tras la conferencia de presidentes se convocó una reunión técnica presidida por De la Rocha con los consejeros de Hacienda para avanzar en el detalle de esos fondos, respecto a los que la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Layen, animó a los asistentes «a que empecemos a prepararnos y tenerlo todo previsto» para que esos fondos comiencen a llegar a partir del año que viene.

Von der Leyen pide que se ejecute todo el dinero que reciba España

En este sentido, ha pedido que se ejecute todo el dinero recibido y Pedro Sánchez ha insistido en reformas pendientes como la Ley de Contratos del sector público y la de Subvenciones para eliminar trabas burocráticas y agilizar los procesos. A la cita telemática de ayer por la tarde también acudió la jefa interina del grupo de trabajo de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea, Celine Gauer.

Muchos presidentes autonómicos han exigido «criterios objetivos» de reparto siguiendo la senda marcada por la propia Unión Europea, que ha tenido en cuenta para el desembolso de los 140.000 millones a España cifras como la población, el Producto Interior Bruto (PIB) y el desempleo. La idea también pasa porque el reparto de fondos «no se convierta en una carrera de locos» entre territorios como temen no pocos.

Pero no han sido sólo algunos presidentes populares los que han criticado la falta de concreción en el criterio de reparto de los fondos europeos. Lo cierto es que ha sido una queja generalizada de los asistentes, al margen de su color político, en una jornada maratoniana en la que sólo podían intervenir cinco minutos bajo amenaza de cortarles el micro, en muy buena medida para cumplir el horario pactado con Von der Leyen.

Apenas se ha hablado en la conferencia de presidentes del nuevo estado de alarma de seis meses que el Gobierno quiere llevar al Congreso de los Diputados este jueves para su convalidación, aunque en puridad no debería debatirse hasta la semana que viene dada su vigencia de quince días y que se aprobó el domingo pasado. Muy probablemente Moncloa quiere despejar el panorama parlamentario para comenzar a negociar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) una vez que este martes se aprueben en el Consejo de Ministros. Previamente habrá un acto de presentación de esas cuentas protagonizado por el presidente del Gobierno y el vicepresidente segundo, Pedro Sánhcez y Pablo Iglesias respectivamente. Ambos pronunciarán sendos discursos de fondo político y explicarán las líneas maestras del Presupuesto tras el acuerdo alcanzado entre los partidos de la coalición.

Hacienda ya ha negociado con formaciones como Más País, Compromís y Nueva Canarias, aunque también sin concreciones, lo que debería cambiar a partir de este martes con el proyecto de ley ya aprobado y camino del Congreso de los Diputados. El jefe del Ejecutivo ha aprovechado , en la que ha sido la XXIII conferencia de presidentes autonómicos, para vincular los primeros 27.000 millones de ayudas europeas a la aprobación de los Presupuestos para el año que viene, lo que ha sido interpretado por algunos asistentes como una forma de presión.

Comentar ()