España

El Gobierno rebajará los requisitos de la contratación pública para repartir las ayudas europeas

Pedro Sánchez junto a la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Layen EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presentará este miércoles en Moncloa con gran solemnidad el Plan de Recuperación vinculado a las ayudas europeas con las que afrontar la crisis sanitaria, económica y social del Covid. Y para hacerlo posible, una de las principales novedades será la reforma de la Ley de Contratos del Sector Público, vía real decreto ley, a fin de agilizar los mecanismos para la puesta en marcha de los nuevos proyectos.

En ello trabajan, entre otros, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo. El objeto es «modificar los instrumentos de gestión que ahora pueden resultar un corsé» y dificultar los planes de recuperación, según señalan fuentes gubernamentales. Afectará tanto a las condiciones de las contrataciones directas, como a las adjudicaciones y a los pliegos de ofertas, en un intento por reducir la burocracia, de una legislación que se endureció en 2017 para luchar contra la corrupción, según exigencia de dos directivas europeas, y que ahora verá rebajadas sus condiciones.

La reforma de la ley de contratos no afecta sólo a la Administración General del Estado sino también a las Comunidades Autónomas y ayuntamientos, que deben presentar sus proyectos en breve dado que los fondos provenientes de la Unión por 140.000 millones de euros -entre transferencias y préstamos a devolver- financiarán planes concretos. No se repartirán con criterios de población, envejecimiento, dispersión o repercusión del Covid, sino sobre proyectos que terminará supervisando la Unión.

Despliegue de Moncloa

Aunque el plan nacional se presenta este miércoles, los fondos no comenzarán a llegar hasta el año que viene. Sin embargo dichos planes deben estar ultimados ya «porque si no en 2021 no llegará la ayuda europea». Sánchez explicará las líneas maestras del Ejecutivo central y algunos elementos muy avanzados que afectan a los capítulos de Transición ecológica, Fomento, Transporte o Trabajo, «que permitirán recuperar nuestra economía para garantizar un crecimiento robusto, duradero e inclusivo», según reza la convocatoria de Moncloa.

A la presentación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española asistirán -«con soporte tecnológico»- todos los miembros del Ejecutivo, la patronal y los sindicatos, así como los embajadores de los 27 países miembros de la Unión Europea y numerosos representantes de la sociedad civil, entre ellos, los responsables de distintos medios de comunicación. «Todos ellos, gracias a un formato novedoso, podrán estar presentes en el acto» a pesar de las limitaciones que ha impuesto Sanidad en la Comunidad de Madrid para evitar la expansión del contagio.

Eso será por la mañana, porque por la tarde los cuatro vicepresidentes, Carmen Calvo, Pablo Iglesias, Nadia Calviño Teresa Ribera, continuarán la presentación del Plan, con la exposición de sus principales pilares. En definitiva, se tratará de un «ejercicio colectivo del Ejecutivo en el que se expondrán las principales cifras y políticas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, cuyo propósito es iniciar la segunda gran modernización de la economía española»

A ello se suma el próximo 26 de octubre una Conferencia de Presidentes autonómicos a la que ha sido invitada la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula Von der Layen, que será la encargada de explicar el alcance del fondo de 140.000 millones con el que paliar los efectos del Covid precisamente en el país a la cabeza de contagios por 100.000 habitantes, epicentro de la segunda ola y con los peores datos de impacto económico, tanto en lo que afecta al desempleo, como a la caída del PIB.

En una situación como la actual, los plazos de la ley de contratos del Estado no va a la misma velocidad que los acontecimientos. Recientemente, la ministra de Educación, Isabel Celáa, aclaraba en entrevista con El Independiente, que los 500.000 ordenadores comprometidos para facilitar las clases online en caso de nuevos confinamientos o de cuarentenas, no estarían antes de navidades por que, «debemos tratar de pasar estos tres meses con lo que tenemos».

Comentar ()