Cataluña | España

Puigdemont renuncia a liderar la candidatura de JxCat a la Generalitat

Borrás y Calvet se lanzan a la carrera por liderar Junts en las próximas elecciones autonómicas

Carles Puigdemont, durante su comparecencia tras conocerse la sentencia del 'procés'. EFE

Carles Puigdemont no será el próximo candidato de JxCat a la presidencia de la Generalitat. Durante los últimos meses se ha especulado con la posibilidad de que repitiera la jugada de 2017, cuando encabezó la lista de su partido con la promesa de regresar si ganaba las elecciones. Pero finalmente ha optado por quedarse en Europa, donde goza de momento de inmunidad.

En un mensaje emitido la noche de este miércoles en sus redes sociales, al filo de que se agotara el plazo marcado por el partido para presentar candidaturas a las primarias, ha validado el paso adelante de Laura Borràs y Damià Calvet anunciando que no será el líder de la candidatura.

Puigdemont asegura que ha decidido «participar en las elecciones» pero argumenta que «la represión española» le impide ser candidato a la presidencia de la Generalitat. «No renuncio a liderar el proyecto, estaré en la candidatura, trabajaré a fondo en la campaña» asegura, pero advierte que Junts «tiene que encontrar un candidato» que pueda ejercer la presidencia, a la que asegura «todo mi apoyo». En su mensaje reclama además un «muy buen resultado» para Junts como garantía de un «gobierno fuerte» e independentista en la Generalitat y reivindica «acabar el trabajo del 1-O».

Puigdemont disfruta ahora de inmunidad gracias a su escaño en el Parlamento Europeo, que esta semana empezará a debatir el suplicatorio presentado por el Tribunal Supremo, y no está dispuesto a renunciar a ese escaño. Aún en el caso de perder esa inmunidad tras el suplicatorio, Puigdemont confía en agotar el mandato en el Parlamento Europeo residiendo en Bélgica, país que hasta ahora ha evitado su extradición a España.

Los candidatos

Laura Borràs y Damià Calvet son los primeros candidatos oficiales a encabezar la candidatura de Junts a la presidencia de la Generalitat, compitiendo en unas primarias que se dirimirán en un mes. El partido aprobó el lunes el reglamento de primarias y Calvet anunció ese mismo día su candidatura. Borràs ha esperado al último día, hoy, para presentar su candidatura.

Las primarias que arrancaron este lunes durarán varias semanas, en las que habrá tres votaciones separadas en el tiempo: primero la del cabeza de lista (28 y 29 de noviembre), después la de las primeras posiciones de la lista (medianos de diciembre) y finalmente, el resto de la candidatura.

«Hoy doy un paso adelante para presentarme por Junts como candidata a presidir la Generalitat» ha anunciado Borràs en un vídeo en las redes sociales. La actual líder de JxCat en el Congreso propone un «proyecto para perseverar en la independencia de Cataluña». Promete «lealtad con el 1-O» y «compromiso inalterable con el president legítimo Carles Puigdemont».

Borràs asegura que da el paso después de hablarlo con Carles Puigdemont, Quim Torra, Jordi Sánchez y el resto de los condenados por el 1-O que cumplen penas de prisión. La líder de Junts en el Congreso cuenta con el apoyo firme de Torra, pero no de Sánchez, que cuestiona su candidatura por el proceso abierto en su contra en el Tribunal Supremo por un caso de presunta corrupción.

La candidata está citada a declarar ante la Sala Penal del Tribunal Supremo el próximo 22 de junio por su participación en el fraccionamiento de contratos del Instituto de las Letras Catalanas (ILC). El Instituto adjudicó 18 contratos menores por importe total de 259.863 euros, de forma directa o indirecta a través de sociedades, a Isaías Herrero, con quien Borràs, entonces directora del Instituto, mantenía una relación de amistad.

Borràs y Herrero habrían actuado de común acuerdo mediante el fraccionamiento ilegal de esos contratos y la falsificación de los presupuestos presentados en cada uno de los expedientes, simulando la participación de terceras personas independientes.

Calvet, primer candidato

El actual conseller de Territorio, Damià Calvet, fue el primero en dar el paso el lunes. Lo hizo condicionando su candidatura a la decisión final de Puigdemont. «Si el president Carles Puigdemont formaliza la candidatura, me sumaré y será la mía», afirmó Calvet en un Twitter al oficializar su candidatura.

Calvet ya había apuntado semanas atrás que iba a concurrir a las primarias, al igual que Borràs. También lo hizo en su momento el consejero de Políticas Digitales, Jordi Puigneró, que se presentaba como el favorito de Puigdemont. Pero hoy ha anunciado también su renuncia a presentarse a las primarias, condicionado por la crisis de los autónomos, en la que está directamente implicado como responsable de la web que se colapsó varias veces, le resta opciones.

Comentar ()