España

La AVT carga contra Sánchez: "Denigra a las víctimas y deja que los verdugos gobiernen"

La mayor asociación de víctimas denuncia que los cinco nuevos traslados de presos de ETA a cárceles próximas a Euskadi suponen "de facto ceder ante los terroristas derogando la dispersión" tras sumar 108 acercamientos desde que gobierna..

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, en el Congreso. EFE

La mayor asociación de víctimas del terrorismo, la AVT, que agrupa a más de 4.000 víctimas, ha emitido hoy un duro comunicado contra el Gobierno al que acusa de haber «ultrajado» la dignidad de las víctimas después de negociar y lograr el apoyo de EH Bildu a sus presupuestos. Señala que con ello ha «dinamitado absolutamente toda la verdad de lo que ha sucedido en este país». La Asociación de Víctimas del Terrorismo acusa el Ejecutivo de Pedro Sánchez de estar permitiendo que sean «los verdugos los que ganen la batalla del relato y encima gobiernen España».

De este modo, la asociación rechaza el entendimiento que EH Bildu dice haber alcanzado con el Gobierno para apoyar sus presupuestos. El líder de la coalición de la izquierda abertzale, Arnaldo Otegi, ha avanzado esta mañana que están ya en disposición de apoyar las cuentas tras haber constatado una gran receptividad del Ejecutivo a sus demandas. En las negociaciones «fluidas, sinceras y honestas», tal como las ha descrito, se habrían logrado acuerdos o acercamientos en las tres áreas que según Otegi han centrado el diálogo: política penitenciaria, derechos sociales y económicos y desarrollo territorial.

La AVT se ha mostrado «más preocupada que nunca» tras escuchar las palabras del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en las que tras agradecer la disponibilidad de EH Bildu para apoyar los presupuestos subrayaba que así se refuerza «el bloque de la investidura» que pasará a ser un bloque «de legislatura y de dirección de Estado»: «El señor Iglesias ha afirmado sin tapujos que Bildu será uno de los principales dirigentes del Estado, podemos temernos lo peor, ya que recordemos que no los quieren cerca, los quieren libres».

La asociación apunta que este miércoles han vuelto a tener conocimiento vía correo electrónico de cinco nuevos traslados de presos de ETA a cárceles cercanas a Euskadi. Aseguran que con estos son ya 103 traslados autorizados por el Gobierno de Pedro Sánchez desde 2018. De entre ellos, 18 a prisiones vascas o navarras y en 25 casos con presos que cumplen condena por delitos de sangre. Para la AVT se puede afirmar que el Gobierno de Sánchez ha cedido en la derogación «de facto la dispersión» que le reclamaba Bildu y que se aplica a los presos de ETA desde 1989.

«Ni rastro de empatía»

Recuerda que entre los cinco nuevos presos que serán acercados a prisiones próximas o del País Vasco no hay «ni rastro de la colaboración con la Justicia que tanto tiempo llevamos insistiendo y ni rastro de un mínimos de empatía y decencia con al víctimas». La AVT denuncia que para el traslado de los presos sólo se les plantea la firma de un «documento proforma que se les proporciona» pero no se les reclama ningún tipo de colaboración con la Justicia para esclarecer los atentados sin resolver.

Por su parte el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (COVITE) también ha arremetido contra el Gobierno por considera que se ha convertido en «legitimador de la única fuerza política que justifica la violencia terrorista, el asesinato, el secuestro, la extorsión y la persecución como herramientas válidas para hacer política». En una nota, el Colectivo ha denunciado que aún hoy EH Bildu califica de «presos políticos» y trata como héroes a los miembros de ETA. Recuerda que es especialmente grave el acuerdo presupuestario hecho público hoy cuando una de las demandas ha sido «buscar una solución a la política penitenciaria y a los presos de ETA».

Covite: «Es legitimar el terrorismo»

Covite señala que la «única solución» que busca la izquierda abertzale es «impunidad para los terroristas presos»: «Tratan a los asesinos de nuestros familiares como héroes y justifican sus crímenes, consideran que no deberían estar en la cárcel». En una nota, la asociación lamenta que el derecho a la justicia que asiste a las víctimas sea la «moneda de cambio para obtener apoyo a unos presupuestos».

Arremete con especial dureza contra el vicepresidente Iglesias por señalar que Bildu se integrará ahora en «la dirección del Estado». Recuerda que los de Otegi han llegado hasta su posición actual tras «haber eliminado a sus adversarios políticos asesinándolos y tras haber herido, perseguido, extorsionado y acosado a miles de personas: «Este acuerdo es legitimar la violencia como elemento posible para acceder al poder. Es legitimar el terrorismo como opción válida para hacer política». Covite considera que el Gobierno ha traspasado «otra línea roja» y por tanto les tendrá «enfrente». «Está permitiendo que los ideólogos de ETA y defensores políticos de los terroristas hagan política con alfombra roja, como si ETA nunca hubiera existido».

Mikel Azurmendi es uno de los presos cuyo traslado ha sido hoy anunciado. Pasará a cumplir su condena de la cárcel de Valencia a la de Zaragoza. Cumple condena por participar en atentados que costaron la vida a ocho personas. Es el caso de los que de los cometidos contra el teniente Miguel Peralta Utrera y el general de infantería Juan José Hernández Rovira en el año 2000. Además, Azurmendi fue condenado a 208 años de cárcel por su participación en el atentado costó la vida al conductor del ministerio de defensa Francisco Joaquín Martín y al artista César García Contonente y el militar Francisco Veguillas en un coche bomba que ETA hizo accionar en Madrid el 29 de julio de 1994. Otra de las condenas, de 351 años, se le impuso por su responsabilidad en el atentado que costó la vida al sargento Miguel Ángel Ayllon. En 1999 fue condenado a 30 años como responsable del asesinato del miembro del PP Alberto Jiménez Becerril y su esposa, Ascensión García Ortiz, el 30 de enero de 1998.

La presa de ETA Maite Pedrosa también será trasladada de la prisión de Valencia a la de Zuera, en Zaragoza. Cumple condena por el atentado contra el guardia civil, Fernando Jiménez Pascual en abril de 1994, así como por el asesinato de Miguel Angel Ayllon. Fue condenada como cómplice del asesinato de Alberto Jímenez Becerril.

108 traslados con Sánchez

El tercero de los terroristas que se ha beneficiado de la medida de Instituciones Penitenciarias es José Ángel Lerín, que será trasladado de Cadiz a Zuera. Lleva cumplidos 13 de los 25 años de condena impuesta por la colocación de una bomba en 2005 en el Hotel Port Denia de Alicante, que causó cinco heridos, y por formar parte del ‘comando Urederra’.

Osakarbi Jauregi pasará de cumplir la condena en la cárcel de Texeiro en A Coruña a la cárcel de Martutene en San Sebastián. Está condenado por atentar contra el periodista Gorka Landaburu, al que provocó importantes heridas con el envío de un paquete bomba, además de por enviar otro paquete bomba al decano de los abogados de Guipúzcoa, José María Muguruza. Junto a ello está condenado como cómplice en el asesinato del ertzaina Mikel Uribe en julio de 2001 y por su participación en el asesinato del director financiero de ‘El Diario Vasco’, Santiago Oleaga el 24 de mayo de 2001.

Por último, los traslados hechos públicos hoy incluyen a Oier Andueza, que pasará de la prisión de Murcia II a la cárcel de Basauri, en Vizcaya. Está condenado a 42 años de prisión por pertenencia a banda armada, falsificación documental, dos tentativas de asesinato, robo con violencia y detención ilegal.

Comentar ()