España

Otegi se rinde ante Sánchez y anuncia su apoyo a los presupuestos

El líder de EH Bildu afirma que el Gobierno ha demostrado una "receptividad muy importante" a sus reclamaciones tras una relación "fluída, sincera y honesta" en encuentros públicos y privados.

Arnaldo Otegi muestra un ejemplar del 'Plan Ibarretxe' durante una comparecencia ante los medios.

Arnaldo Otegi muestra un ejemplar del 'Plan Ibarretxe' durante una comparecencia ante los medios.

El coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, ha asegurado que su formación está ya en disposición de apoyar la aprobación de los presupuestos generales del Estado tras haber constatado «una receptividad importante» de las dos formaciones del Ejecutivo «a las propuestas que les estamos haciendo». El líder de la izquierda abertzale ha señalado que la disposición de a respaldar las cuentas llega después de una relación «fluída, sincera y honesta» labrada en reuniones «públicas y privadas».

Otegi ha subrayado que más allá de la «estética» del Gobierno compuesto por el PSOE y por «una formación que está más a la izquierda, Unidas Podemos, y que parece el ‘frente popular'», era necesario que el compromiso a su reclamaciones se viera reconocido. Ha recordado que en todo el proceso de diálogo EH Bildu ha mantenido los tres ejes de su reclamación; la política penitenciaria, la defensa de los derechos sociales y económicos y el modelo territorial.

Ha afirmado que la fluidez en la relación tanto con el PSOE como con Unidas Podemos «no debería sorprender a nadie, lo llevo haciendo toda la vida». Preguntado, durante una entrevista en Radio Euskadi, si se ve fotografiado con Pedro Sánchez para escenificar el entendimiento Otegi ha señalado que no lo creo, «no me preocupa mucho la foto».

Iglesias ve un apoyo «de legislatura»

Minutos después de las palabras de Otegi, el vicepresidente primero del Gobierno, Pablo Iglesias, ha agradecido a Otegi su apoyo. A través de las redes sociales Iglesias ha calificado de buena noticia la disposicion de Bildu a apoyar las cuentas y las ha situado como un respaldo relevante para dotar de estabilidad el resto de la legislatura: «Demuestra responsabilidad y compromiso para avanzar por políticas de izquierdas. El bloque de la investidura se refuerza y será de legislatura y de dirección de Estado».

De este modo, Sánchez e Iglesias parecen tener asegurados los apoyos del nacionalismo vasco. Tras el anuncio de Bildu y el PNV de que no presentarían enmiendas a la totalidad hoy se confirma que la izquierda abertzale dispuesta a apoyar su aprobación. En el caso del PNV, la formación de Andoni Ortuza también ha manifestado estar dispuesta a facilitar las cuentas y lo ha hecho defendiendo como apoyo al conjunto de partidos que facilitaron la investidura.

El entendimiento presupuestario con el PSOE también está a puertas de cerrarse en Navarra, donde EH Bildu somete ya al análisis de la militancia facilitar las segundas cuentas a María Chivite. Tanto en el caso de Navarra como en el de los Presupuestos Generales del Estado el respaldo deberá contar con el aval de las bases de EH Bildu. Otegi ha reconocido que en cambio en el caso de Euskadi la fluidez y el diálogo con el PNV y el PSE apenas existe y eso complica poder alcanzar acuerdos.

Intensificar los cambios penitenciarios

Otegi ha reconocido que en una de las cuestiones que han centrado su negociación, la situación de los presos de ETA, se han dado pasos. Ha apuntado que los cambios en la politica penitenciaria, en forma de acercamiento de los presos a cárceles próximas a Euskadi o incluso del País Vasco, «llega tarde pero empieza a haber movimientos». Ha calificado de insuficiente el acercamiento de los etarras aprobados hasta ahora más aún con una política penitenciaria de alejamiento «que no tiene sentido»: «Hay que intensificar los movimientos en este sentido, hay que perseverar», ha asegurado.

El líder abertzale se ha referido también a las críticas que Sortu lanzó ayer contra la huelga de hambre y sed que el preso de ETA, Iñaki Bilbao, alias ‘Txikito’, lleva a cabo desde el pasado 2 de noviembre por la independencia. Ha asegurado que la posición ideológica del «militante político» Bilbao, crítico con la izquierda abertzale que lidera Otegi, está «en las antípodas ideológicas» de las que él defiende.

Ha señalado que no comparte la huelga de hambre y sed que lleva a cabo, «no tiene lógica que se plantee con un objetivo inalcalzable». Sí ha apelado a que ahora la prioridad sea que ésta «no tenga un desenlace fatal, ahora la prioridad debe ser salvarle la vida». Ha reiterado que la estrategia de EH Bildu pasa por lograr que «la gente salga de la cárcel y pueda convivir en paz, libertad y democracia» .

«Se recibe a un convecino»

En relación a los actos de bienvenida que se da a algunos presos de ETA a su salida de prisión, el líder de EH Bildu ha asegurado que en ellos «no se reivindica su trayectoria militante»: «Quizá alguno sí, pero no se está alabando determinadas acciones armadas sino recibiendo a un convecino». Considera que los ‘ongi etorri’ por tanto no deberían suponer en ningún caso una «revictimización»: «Cuando el 12 de octubre las autoridades van a Intxaurrondo al desfile de la Guardia Civil ¿Nos revictimizan a los torturados en ese cuartel?», se ha preguntado.

Por último, se ha referido a las declaraciones del exparroco de Lemoa, Mikel Azpeitia, en la que defendía las muestras de apoyo a los presos de ETA y manifestaba sus dudas ante la condena de los atentados de la banda. También cuestionó la práctica del terrorismo que justificó como una «respuesta a una represion» o la manifestación de una «guerra entre bandos» -palabras por las que fue suspendido de los oficios religiosos por el obispo de Bilbao-: «Expresó su opinión. Es lo que que sucede cuando se quiere imponer un relato. Rafael Vera dijo en la televisión pública que aquí había ocurrido era una guerra y que en las guerras se hace de todo. No vi a nadie rasgarse las vestiduras».

Comentar ()