El PSOE y Unidas Podemos han votado este martes permitir el debate y votación de la enmienda antidesahucios en la Comisión de Presupuestos del Congreso, desoyendo el criterio de los letrados, que se habían posicionado en contra de tramitar esta enmienda por considerarla materia ajena a una Ley de Presupuestos. Se trata de un punto surgido del pacto entre ERC, Podemos y EH Bildu que, finalmente, sí serán debatidas pese a ser una medida que «no tendría conexión directa con los ingresos y los gastos públicos».

Por su parte, el PP denuncia que la Mesa del Congreso, en que PSOE y Unidas Podemos cuentan con mayoría, ha vetado más de 90 enmiendas del Grupo Parlamentario Popular que se suman a las 62 que han sido rechazadas de Ciudadanos y a las decenas de Coalición Canaria que ha seguido el mismo camino.

Diferentes portavoces del PP han denunciado públicamente la actuación de los dos partidos del Gobierno en el Congreso, al advertir además que se habían vetado enmiendas iguales a otras que habían presentado otros grupos y que sí se habían admitido. «Eligen malos compañeros de cama», ha lamentado la diputada y Vicesecretaria Sectorial, Elvira Rodríguez. «La comisión de presupuesto sin comenzar y ya han acabado con el debate parlamentario», denunciaba también la portavoz parlamentaria del PP, Cuca Gamarra.

En la reunión de este martes se ha decidido dar luz verde al debate de las 20 enmiendas que han señalado los letrados por ser consideradas desde la jurisprudencia constitucional no vinculadas al contenido de los presupuestos y entre las que se encuentran las dos relacionadas con la suspensión de los desahucios y el corte de los suministros básicos hasta diciembre de 2022.

«Los letrados han planteado la posibilidad de que hubiera enmiendas que no cumplieran con ciertos requisitos y nosotros hemos decidido seguir un criterio flexible como se hace en muchas ocasiones…lo lógico y normal es que estas enmiendas, todas ellas sigan su tramitación y debate y sea el Parlamento el que decida y no a partir de un grupo de letrados», ha argumentado la presidenta de la Comisión presupuestaria, Pilar Garrido.

Garrido, que ha indicado que durante tres días se debatirán más de 3.700 enmiendas parciales al proyecto de presupuestos de 2021 y ha instado a llegar a acuerdos para aprobar unas cuentas que son «instrumento fundamental para la reconstrucción del país».