España

Ayuso avisa a los socialistas que "tendrán difícil" defender la subida fiscal de "Rufián el economista "

EFE

«Es un ataque desmesurado, se le va a hacer complicado a los socialistas en Madrid explicar que tenemos que subir los impuestos porque lo dicen unos políticos que han roto Cataluña y expulsado a sus empresas». Isabel Díaz Ayuso ha cerrado su visita de dos días a Barcelona afianzándose en su rechazo frontal a la «armonización fiscal» que exige ahora ERC. Tras reunirse con representantes de la restauración, la escuela concertada o los defensores del bilingüismo, la presidenta madrileña ha asegurado que percibe «más hartazgo que nunca» y ha dejado claro que seguirá visitando Barcelona.

Con la fórmula de «Rufián el economista, los madrileños pagarían 2000 euros más y no creo que a Cataluña le fuera mejor» ha asegurado Ayuso para descartar la fórmula de igualar la presión fiscal equiparándola por la franja alta a la que soportan comunidades como Cataluña. De hecho, la presidenta de la CAM se ha mostrado convencida de que el objetivo no es mejorar la competitividad catalana sino «atacar a Madrid».

«Dudo que ellos quieran lo mejor para Cataluña sino lo peor para Madrid, si quisieran lo mejor para los catalanes harían las cosas de otra manera» ha asegurado. La dirigente popular ha asegurado que ellos, por contra, abogan por «la gran Cataluña que siempre fue, para eso necesitamos que el negocio del independentismo deje de asfixiar a las familias y los negocios» con una «burocracia y fiscalidad no conduce a nada». 

El problema es el PSOE

Ayuso ha advertido, sin embargo, de que el problema «no son solo de independentistas, ellos van de frente, quieren independencia». El problema, a su juicio, es que el Gobierno de Pedro Sánchez los haya escogido como socios. «Llega un momento en que ni Felipe González se reconoce en su partido, es un problema que tienen en el PSOE» ha concluido.

Frente a las acusaciones de paraíso fiscal, Ayuso ha defendido a Madrid como «el paraíso pero de libertad y respeto a ciudadano» frente a la imposición política. «No hay derecho a que los burócratas y los políticos asfixiemos a los ciudadanos. No defienden armonización de lenguas, de convivencia, solo pretenden imponer una política fiscal para seguir perjudicando a Madrid».

En este contexto Ayuso ha asegurado que volverá a Cataluña, comunidad que ya ha visitado en cuatro ocasiones desde que preside la CAM. «Es mi deber como representante del Estado», ha asegurado. «Ante todo soy española, me importa lo que pasa en Cataluña y me duele como al resto de madrileños cuando vemos una sociedad tan divida «.

«Ahora es con España o contra España, libertad o totalitarismo» asegura Ayuso

Por ello, ha defendido su decisión de reunirse con entidades constitucionalistas y no con representantes de la Generalitat o el Ayuntamiento de Barcelona, o con organizaciones nacionalistas. «Ahora es con España o contra España, libertad o totalitarismo».

Tras la primera visita en pandemia, Ayuso ha asegurado que «esta vez percibo algo diferente, la gente ya no puede más» porque «cuando llegan problemas de verdad, cuando hay que gestionar presupuestos en vez de sentimientos, la mayoría de sociedad nos han pedido libertad, he notado un cambio de tendencia en ese sentido». De lo q se trata es de q los catas elijan a los partidos q no les van a seguir dividiendo y elijan prosperidad, si noto cambio de tendencia en estos días.

Coincidencia con Casado

Paralelamente, el presidente del PP, Pablo Casado, ha protagonizado su cuarta visita a Cataluña este otoño. En Tarragona, Casado ha visitado la Fundación Banco de Alimentos de Reus junto al presidente del partido en Cataluña, Alejandro Fernández, donde ha hecho entrega de 30 palés de alimentos en nombre del partido.

El pasado viernes Casado estuvo en Lleida, donde visitó una explotación ganadera y cuestión la gestión de la PAC por parte del Gobierno. Y una semana antes se reunió con el Gremio de la Restauración en Barcelona, en pleno cierre total decretado por la Generalitat. Ayuso se reunió también este jueves con los restauradores, con los que compartió la receta madrileña, que ha permitido mantener abiertos bares y restaurantes durante esta segunda oleada del Covid-19.

Comentar ()