«El Govern no hace recomendaciones sobre el puente» ha advertido hoy la portavoz del gobierno catalán, Meritxell Budó, pero advierte del riesgo de que Cataluña no avance a la siguiente fase de desescalada tras los datos de contagios de este martes. Budó ha confirmado que no se tomarán medidas adicionales para evitar que los catalanes huyan el jueves de las grandes ciudades para acudir a segundas residencias. De hecho, ha dado por descontado que esto sucederá. Pero ha pedido precaución porque el cambio de fase, previsto para el próximo lunes 7 de diciembre, está en juego.

Cataluña ha registrado hoy un leve aumento de la velocidad de transmisión del coronavirus, con una Rt que ha pasado de 0,78 a 0,85 en las últimas 24 horas. La comunidad ha vuelto a registrar casi 1.500 nuevos contagios y el riesgo de rebrote vuelve a superar los 200 puntos. Se trata de los primeros datos al alza en semanas, que «han hecho saltar las alarmas» en el Govern, como ha reconocido Budó.

Evolución hasta Navidad

El cambio de fase este lunes 7 debería permitir pasar a confinamientos comarcales durante el fin de semana y, en dos semanas, acabar con las restricciones de movilidad dentro de la comunidad a las puertas de las vacaciones de Navidad. Pero si no se avanza el próximo lunes, no se habrá cumplido el plazo de quince días para pasar a la siguiente fase antes de la fiestas.

«Desde Govern seguimos atentamente datos, se han encendido señales de alerta», ha repetido Budó, quien ha dejado claro que si la velocidad de contagio sigue subiendo y alcanza una Rt de 0,9 o superior «no podremos pasar de tramo».

En este contexto, ha asegurado que lo que hagan los catalanes durante el puente de la Constitución «puede tener consecuencias para Navidad, es importante restringir las relaciones sociales». Pero ha reconocido que no adoptarán medidas adicionales para evitar las salidas del área metropolitana de Barcelona este jueves, que el conseller de Interior dio ayer por seguras. «Quien tiene segunda residencia puede ir, hay confinamiento municipal durante fin de semana» ha reconocido Budó.

Mesa de partidos para elecciones

En la misma comparecencia posterior al Consell Executiu Budó ha anunciado la convocatoria de la Mesa de Partidos para el próximo viernes, con el objetivo de compartir la propuesta del ejecutivo catalán para celebrar las elecciones autonómicas con garantías sanitarias. El objetivo, ha explicado Budó, es compartir con los partidos los protocolos preparados por el Procicat tanto para la campaña como para la jornada electoral.

«No se trata de documentos cerrados» ha asegurado Budó, quien ha señalado que la disposición del Govern es a escuchar a los partidos e incorporar sus propuestas si hay consenso. La portavoz ha enfriado, sin embargo, la posibilidad de que se alargue la cita con las urnas durante dos días, como han pedido dos informes de expertos para evitar aglomeraciones.