España

Calvo e Iglesias cerraron anoche limitar de inmediato las funciones del CGPJ

Carmen Calvo y Pablo Iglesias en el Congreso EFE

A falta de proceder a su renovación por el bloqueo del PP, los Grupos Parlamentarios socios en el Gobierno han registrado una nueva proposición de ley para limitar la capacidad de actuación del CGPJ mientras esté en funciones. La propuesta la pactaron la pasada noche Carmen Calvo y Pablo Iglesias, después de que la vicepresidenta primera llevara «varios días» hablando de esta cuestión con Pedro Sánchez.

En la tarde de este martes se produjo una nueva conversación entre el jefe del Ejecutivo y número dos. Posteriormente, Calvo le transmitió al titular de Justicia, Juan Carlos Campo, la necesidad de acelerar, por lo menos, la limitación de funciones del órgano de Gobierno de los jueces mientras esté pendiente de renovación. Fue a las nueve de la noche, según fuentes gubernamentales, cuando se produjo la conversación entre los vicepresidentes primero y segundo.

Desde el Gobierno defienden que tanto el Ejecutivo como el Legislativo tienen regulada su actividad cuando están en funciones, pero no así el Judicial, situación que se pretende subsanar con esta proposición de ley. En todo caso, las mismas fuentes defienden que «no renunciamos» a que se proceda a la renovación pendiente del CGPJ. Aducen que «desde el PP nos aseguran que están por la labor de culminar ese acuerdo», también que «el ministro no ha mentido» cuando adelantaba que la negociación iba por buen camino.

El compás de espera «no es infinito»

En todo caso, y aunque matizan que ese compás de espera «no puede ser infinito», el sector socialista del Gobierno sigue dispuesto a agotar la vía del pacto con el PP «porque lo que dicen en privado no es lo mismo que dicen en público». Todo ello en mitad de la presión de Unidas Podemos que quiere sacar de la nevera el cambio en el sistema de elección de los miembros del CGPJ para que no necesite de mayorías reforzadas.

La nueva propuesta aboga por «limitar las decisiones adoptadas por un CGPJ saliente, cuyos miembros han excedido el periodo constitucional de mandato. Así, facultades como la de proponer el nombramiento del Presidente del Tribunal Supremo, de los Presidentes de las Audiencias, de los Tribunales Superiores de Justicia y la Audiencia Nacional, de los Presidentes de Sala y los Magistrados del Tribunal Supremo o de los Magistrados del Tribunal Constitucional, deben quedar excluidas del ámbito competencial del Consejo cuando este se encuentra en funciones».

«Es evidente que la superación del plazo máximo de mandato sin que se haya producido la debida renovación sitúa al CGPJ en una situación
extraordinaria, cuyo régimen jurídico no puede ser el mismo que el aplicable al periodo normal de funcionamiento», agrega la proposición de Ley.

Esta cuestión ya se contenía en la que pactaron con anterioridad ambos Grupos respecto a la reforma en el sistema de elección de los miembros del Consejo, destinada a rebajar las mayorías parlamentarias reforzadas que ahora obliga la ley, de tres quintos, esto es 210 diputados, lo que exige siempre el concurso de PSOE y PP.

En definitiva, ha sido una negociación de última hora que esta mañana se ha materializado en el registro de la Cámara Baja y que se debatirá antes de finales de año. De este modo, aunque no haya renovación inmediata -que Unidas Podemos ha exigido a Justicia- al menos restringen su capacidad de actuación «en la misma medida en que un ejecutivo en funciones tiene que limitar su actividad a la gestión ordinaria de los asuntos, sin poder convocar elecciones o nombrar ministros», aducen fuentes gubernamentales.

Comentar ()