España

Abascal: “El mayor enemigo de la Constitución es el Gobierno socialista”

Santiago Abascal, presidente de Vox. EP.

Santiago Abascal, presidente de Vox. EP.

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha afirmado este domingo que «el mayor enemigo de la Constitución es el Gobierno socialista, apoyado en el comunismo totalitario, apoyado en el separatismo golpista y apoyado en la ETA».

En un acto celebrado en la plaza Sant Jaume de Barcelona por el Día de la Constitución, ha advertido de que la Carta Magna corre peligro «en manos de aquellos que precisamente tendrían que cumplirla y tendrían que defenderla».

«Porque, por primera vez desde el año 1978, recordamos el Día de la Constitución con la ETA y con el golpismo separatista incorporados en la dirección del Estado», ha añadido.

150 antifascistas, congregados en la plaza de Sant Jaume

Alrededor de 150 antifascistas esperaron en la plaza de la ciudad de Barcelona donde el grupo parlamentario Vox tenía previsto organizar su acto en defensa de la Carta Magna.

Dos furgones de la Policía bloquearon en todo momentos los accesos del grupo a la plaza donde se iba a desarrollar el evento, que a media hora de su arranque ya había copado la plaza de Sant Jaume de banderas de España esperando la intervención de Santiago Abascal.

La marcha antifascista avanzaba tras la cabecera ‘Ahora y siempre, antifascistas’, entre gritos contra la actuación de la policía. En la plaza, los Mossos d’Esquadra han montando un dispositivo con hasta 14 vehículos policiales y decenas de agentes que han controlado los accesos a la plaza, prohibiendo la entrada excepto para asistentes y prensa.

Gobierno “traidor» que está «bajo la batuta de los enemigos de España»

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, y su homólogo de la misma formación en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, también han defendido este domingo la Constitución frente a un Gobierno central «traidor», que está «bajo la batuta de los enemigos de España».

Así lo han trasladado en un acto celebrado en la Plaza de la Villa, que ha congregado a más de un centenar de personas, y en el que han leído el manifiesto ‘En defensa de la legalidad constitucional’ por el Día de la Constitución, que se celebra este domingo.

«Los de Vox somos estoicos, perseverantes, intrépidos, los Vox somos la resistencia. Somos la resistencia y seremos la resistencia frente a los que quieren atacar nuestra Constitución, frente a los que quieren atacar al Rey, frente a los que quieren desmontar a la nación española», ha defendido Monasterio.

«Nosotros los españoles que defendemos la Constitución, las libertas de todos, hemos heredado y tenemos un compromiso con nuestros padres, con nuestros hijos y estamos aquí porque tenemos un compromiso con España y todos los españoles. Viva España, viva el Rey y viva la Constitución», ha sostenido la portavoz de Vox.

“Acabar con la norma suprema”

Por su parte, Ortega Smith ha calificado al Gobierno como «socialista y comunista» y le ha acusado de ampararse en «los peores enemigos de España» para «acabar con la norma suprema» y con los fundamentos de la propia Constitución Española. «Quienes tienen el deber de proteger la Constitución y la unidad de España se han convertido en sus principales enemigos», ha apostillado.

Así, ha acusado al Gobierno de la nación de intentar destruir «la libertad, la justicia y el pluralismo» para sustituirlos por «el totalitarismo, la división y el pensamiento único» en una fecha en la que se conmemora la decisión soberana de los españoles de tomar la monarquía parlamentaria como «garantía de unidad, convivencia y prosperidad».

«Hoy todos esos pilares están amenazados por un Gobierno traidor que, apoyado en separatistas y terroristas, pretende acabar con nuestro sistema constitucional para sustituirlo por un nuevo régimen que quiere oprimir a los españoles mediante leyes totalitarias que amenazan las libertades profundas del hombre», ha señalado.

Finalmente, ha acusado al Gobierno de estar «entregado al separatismo y a los sucesores de ETA» y que tiene como objetivo «destruir la corona, símbolo de la unidad y la permanencia de España, y el sistema constitucional».

Comentar ()