Un mensaje replicado por varias cuentas del entorno de Vox ha servido al PP para lanzarse contra la campaña del partido de Santiago Abascal de cara a las elecciones catalanas. La formación que encabeza Ignacio Garriga en las autonómicas aspira a dar el sorpasso al PP, en un contexto de importante debilidad de Ciudadanos, y anticipa una campaña reñida en ese espectro hasta el 14-F.

El último encontronazo se ha producido a cuenta de un mensaje de la usuario Alicia T.M., que el viernes pronosticaba que «los de Abascal arrasarán en las catalanas» tras relatar cómo un frutero de Barcelona le había enseñado el carné de Vox después de que a ella se le cayera el suyo. El mensaje fue posteriormente replicado literalmente por varias cuentas afines al partido verde.

El PP ha aprovechado esta circunstancia para acusar a Vox de usar bots en sus campañas online, e incluso el secretario general del partido, Teodoro García Egea, ha entrado al trapo.

«El frutero de Vox tiene la misma naturalidad que el taxista de Podemos. Hasta en esto se parecen», ha escrito Egea, que mantiene una línea especialmente dura con Vox desde el discurso de Pablo Casado en la moción de censura.

Actualmente, las encuestas otorgan cierta ventaja al PP en las catalanas y lo sitúan entre el 6 y el 7% de intención de voto, oscilando entre siete y diez escaños en el Parlament. Vox conseguirá representación según todas las encuestas, que le colocan alrededor del 5% y entre cuatro y seis escaños. Ciudadanos, por su parte, resistiría en la barrera del 10% aunque muy lejos de los resultados que le llevaron a ser primera fuerza en las últimas autonómicas.