Los economistas catalanes suspenden a todas las administraciones por su gestión de la pandemia. Aunque la peor valorada es la local, Gobierno y Generalitat se quedan también en el tres y empeoran su valoración desde mayo. Sólo la Unión Europea ha mejorado, según la encuesta elaborada por el Colegio de Economistas de Cataluña, y aún así se queda por debajo del aprobado.

Un total de 1.200 colegiados han respondido a la encuesta anual del CEC, que este lunes ha presentado su informe sobre la gestión económica. El Gobierno es la administración peor valorada por su gestión de la pandemia del Covid-19 con una puntuación de 3,39 -que aún así supone una leve mejora respecto a la encuesta de primavera-. La Generalitat obtiene un 3,61 y retrocede cuatro décimas respecto a la encuesta anterior, mientras la Administración Local obtiene un 3,83. Sólo la Unión Europea mejora de forma reseñable, un punto, hasta llegar al 4,6.

Reconocimiento a la UE

Las respuestas de los economistas «reflejan el reconocimiento de la importancia de las medidas adoptadas a nivel europeo para paliar los efectos de la crisis y propiciar una economía estructuralmente más fuerte» señala el Colegio en su análisis de los datos.

El CEC destaca igualmente el «empeoramiento de la valoración de las autoridades más cercanas» tanto locales como autonómicas, fruto de su mayor protagonismo en la gestión de la crisis sanitaria en esta segunda oleada. «Al asumir más responsabilidades en las fases más recientes de la lucha contra la pandemia también han sido objeto de más críticas» concluye el estudio.

Críticas desde la patronal

El Colegio de Economistas se suma así a las críticas que en las últimas semanas han lanzado tanto la patronal Foment del Treball como la Cámara de Comercio ante la gestión política de la crisis sanitaria y, sobre todo, sus consecuencias económicas.

Foment ha sido muy crítico tanto con las ayudas orquestadas por el Gobierno como por las de la Generalitat, que ha tachado de igualmente escasas. En la presentación de su Informe de Coyuntura del tercer trimestre, el responsable de estudios de Foment, Salvador Guillermo apuntó que «España ha hecho bien los Ertes -que afectan a 750.000 personas- y los créditos ICO. Pero criticó que «en ayudas directas ha estado muy por debajo de Francia y Alemania».

En cuanto a la Generalitat, Foment reclamó expresamente al gobierno catalán que responda a sectores «desesperados» por la situación. «No hay que tener miedo a un aumento del déficit este año, porque de lo que se trata es de salvar empresas».