España

Iglesias contraprograma a Ábalos por los desahucios y Calvo replica que "no hay solistas"

La vicepresidenta primera del Gobierno, ministra de la Presidencia, Carmen Calvo, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en Moncloa.

La vicepresidenta primera del Gobierno, ministra de la Presidencia, Carmen Calvo, comparece en rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en Moncloa. EFE

El penúltimo Consejo de Ministros del año ha estado especialmente cargado de contenido con el decreto anti-desahucios y contra el corte de los suministros básicos para familias vulnerables; la reforma de la ley de contratos públicos y de subvenciones para agilizar la aplicación del plan de recuperación y resiliencia, así como las ayudas a la hostelería, que se han hecho esperar.

Por ello han intervenido en la rueda de prensa posterior Carmen Calvo, María Jesús Montero y José Luis Ábalos. Pero se ha colado un invitado inesperado, el propio Pablo Iglesias quien, en un vídeo lanzado a las redes sociales, se ha atribuido tanto el tema de los desahucios como el de los suministros básicos.

Presidido el Consejo por la vicepresidenta primera, debido a la cuarentena que debe guardar Pedro Sánchez tras el positivo por coronavirus del presidente francés, Enmanuel Macron, el ministro del que depende la política de vivienda, José Luis Ábalos, ha iniciado su intervención con agradecimientos a Calvo y a Iglesias en su calidad de vicepresidente de políticas sociales. En cambio, el aludido, ha esperado que arrancara el Consejo de Ministros para contraprogramar con un vídeo en el que se atribuye el decreto anti-desahucios tras una batalla interna en el Consejo de coalición y que ha salido adelante, no sin dificultades.

El Gobierno está dedicado a la política de las cosas, no en las cosas de la política», rebate Montero

Interrogada Montero por el hecho de que Iglesias haya querido adelantarse a Ábalos después de que la semana pasada ella misma advirtiera respecto a la necesidad de llevar los debates al Consejo y no a las redes sociales, ha minimizado el detalle y apelado a que el Consejo de este martes «es una expresión de cómo el Gobierno está dedicado a la política de las cosas, no en las cosas de la política, que tiene que ver con si unos salen antes que otros». Y tras afirmar que en cualquier Ejecutivo se deben producir «las discusiones que sean necesarias», ha puntualizado que las manifestaciones que hagan otros miembros del Gobierno «residen en un segundo plano. Aquí no sobra nadie, más allá de que alguien se haga padre o madre de una determinada idea».

Y Calvo ha apostillado: «el trabajo del Gobierno es coral, no de un solista». Ha agregado que resulta «casi imposible encontrar una cosa que solo sea el trabajo de una sola área». Cada decisión que se toma en el Consejo «tiene tres, cuatro o cinco ministros proponentes».

Causas «tasadas»

Por su parte, Ábalos se ha limitado a defender el decreto, explicando que las causas para evitar los lanzamiento de viviendas están «muy tasadas» de modo que, por ejemplo, tiene que haber una declaración de vulnerabilidad por parte de los servicios sociales del ayuntamiento y siempre que no haya una alternativa habitacional. Asimismo, ha incorporado sistemas de compensación a los propietarios, que ha sido el gran caballo de batalla con Unidas Podemos.

Por su parte, Calvo ha explicado que con la reforma de la ley de contratos del Estado y de subvenciones se trata de buscar la «mayor eficiencia posible» de los fondos europeos. Se modificarán normas de rango ordinario al objeto de dotarnos «de los instrumentos y de los procedimientos» con los que impedir cuellos de botella a la hora de aprobar y sacar adelante los proyectos. «No vamos a reducir rigor, pero sí hacer los trámites más cortos», ha narrado Calvo que lo ha calificado de «ensayo general» de un proyecto más amplio de modernización del sector público.

Por otro lado, esta tarde se votan en el Senado los Presupuestos, que pasan su trámite definitivo, de modo que España arrancará el año con unas nuevas cuentas, las que sustituirán a las de Cristóbal Montoro de 2018, vigentes nada menos que tres años. Además, mañana se votará la controvertida Ley Celaá, que tiene al sector de la educación concertada en pie de guerra. Asimismo, el próximo domingo «todo está preparado» para iniciar la campaña de vacunación del Covid, que se soporta «en el magnífico sistema sanitario que tiene España», ha explicado la ministra portavoz.

En este sentido, se han aprobado las nuevas restricciones de tránsito con el Reino Unido, que entrarán en vigor a partir de las seis de la tarde de hoy y hasta la misma hora del 5 de enero. Sólo se permitirán los vuelos desde este país para las personas residentes en Andorra o España o nacionales. El caso de Gibraltar se amplía a los trabajadores del otro lado de la Verja.

«Ceuta y Melilla son españolas, no hay tema», sentencia Calvo

Por otro lado, y tras proclamar Calvo que «no hay tema. Ceuta y Melilla son españolas. Esto no lo discute el gobierno de España», ha insistido en que el Rey «conoce bien el momento, lo interpreta de manera completamente realista y hará el trabajo que hace cada año», eso sí, en un escenario de «enorme complejidad», en alusión a su tradicional mensaje de Navidad. Y, para terminar en una larga comparecencia en la que se han acumulado muchos temas sobre la mesa, ha descartado que se vaya a abordar en breve un cambio en las mayorías para elegir a los miembros del CGPJ, que congeló Pedro Sánchez.

Te puede interesar

Comentar ()