Antonio Jesús Martín Lozano, un agente de la Unidad de Intervención Policial (UIP) de Málaga, ha fallecido este lunes por Covid-19 en el Hospital Vithas Parque San Antonio. Este antidisturbios, de 51 años, fue destinado a Las Palmas entre el 16 y el 30 de diciembre junto a unos 45 compañeros más para atender la llegada de migrantes a la isla, según ha podido saber El Independiente.

  • El agente de la UIP fallecido en Málaga, Antonio Jesús Martín Lozano.
    • Compartir
    CONTACTO

    «Estuvimos haciendo el servicio de Barranco Seco y algunos equipos recepcionaban en el puerto de Arguineguín pateras por las noches, que es cuando más llegan», informan fuentes de la UIP. Cuando estos efectivos regresaron a Málaga para pasar la Navidad, fueron sometidos a una prueba de antígenos en la comisaría a la que todos dieron negativo. «A los dos días, Antonio es ingresado en el hospital y da positivo allí a la PCR. Automáticamente, llaman al resto del equipo para que nos hagamos más pruebas», aseguran.

Fuentes del indicativo ‘Gamo’ denuncian que se les haya sometido a estos efectivos a una prueba de antígenos, en lugar de a una PCR que, «visto lo visto, es la única que funciona», afirman. Esta mañana, los dos únicos agentes que se han realizado este tipo de prueba, entre ellos Antonio, han dado positivo en coronavirus y «seguro que hay más», opinan las mismas fuentes.

A pesar de que hasta esta mañana «a los demás compañeros todavía no se les ha hecho una prueba PCR en Málaga», en su base de origen, esta tarde «han hecho pruebas PCR a los compañeros del equipo que faltaban y a los que viajaron en el avión al lado de Antonio, según anuncian dichas fuentes. «Qué mínimo que cuidar a sus cuerpos y fuerzas de seguridad con una triste PCR cuando vienen y vuelven a estar con sus familias, para que estas cosas no sucedan», reclaman.

El sindicato Confederación Española de Policía (CEP), de que Antonio Jesús Martín era afiliado, ha mandado su «pésame» a la familia y allegados del fallecido, tal y como también ha hecho la Policía Nacional. Asimismo, el Ministerio de Interior ha enviado sus «sinceras condolencias a sus familiares, amigos y a todos sus compañeros de las UIP» a través de Twitter.

El pasado mes de abril falleció otro agente que había servido en la UIP, José Luis Gómez Bravo, de 60 años, que estaba a punto de incorporarse a su nuevo destino en el aeropuerto de Gerona.