España

Tamara Falcó, la nieta de Franco, Victoria de Hohenlohe... Sólo el 30% de los nobles son mujeres

De las 2.237 personas que tienen actualmente un título nobiliario en España, 676 son féminas / La cifra ha aumentado después de que una ley aboliera en 2006 la preferencia que tenía el varón / 'El Independiente' publica el listado con todos los nombres

CV Y EP

La igualdad de género está aún de lejos de alcanzarse en la aristocracia. Las mujeres que ostentan en la actualidad el título de marquesa, condesa, baronesa, duquesa o vizcondesa representan el 30 % del total y sólo 65 pertenecen a la Grandeza de España, la máxima dignidad de la jerarquía nobiliaria en el país.

De acuerdo con los datos facilitados por el Ministerio de Justicia en respuesta a una petición de información tramitada a través del Portal de la Transparencia, a 11 de diciembre había 2.237 personas -concretamente 1.561 son hombres y 676 mujeres- que tienen asignados los más de 2.700 títulos del reino, meramente honoríficos y sin que comporten estatuto de privilegio alguno. Los más numerosos son los marquesados (1.340), seguido de los condados (903), las baronías (165) y los ducados (148), como se detalla en la relación que publica hoy El Independiente.

El número de féminas ha aumentado de forma significativa en los últimos años tras la entrada en vigor -en noviembre de 2006- de la Ley sobre igualdad del hombre y la mujer en el orden de sucesión de los títulos nobiliarios, que consagra el principio de equidad en el orden regular de llamamientos. Hasta entonces tenía prioridad el varón en igualdad de línea y de grado o sólo de grado en ausencia de preferencia de línea. Desde hace 14 años, el sexo ya no es determinante.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

«A lo largo de la historia ha habido muchísimas mujeres como titulares de una merced nobiliaria, algunos de la máxima importancia como los ducados de Alba, Medina Sidonia u Osuna. ¿Habrá más ahora? Por supuesto. Tan bien o tan mal representa hoy una mujer un título nobiliario que un hombre. Antiguamente quizá fuera diferente puesto que los títulos estaban vinculados con la guerra, por eso la mujer estaba postergada», comenta Francisco Javier Timermans, experto en Derecho Nobiliario y marqués de Villapuente de la Peña desde 1998.

Con todo, Timermans recuerda que España ha sido históricamente «mucho más liberal» si se compara con la sucesión aristocrática en otros países. «La ley española, desde el punto de vista nobiliario, siempre ha sido muchísimo más ‘progresista’ que el resto de ordenamientos europeos. En éstos no podía ni puede suceder actualmente ninguna mujer. En Inglaterra, gran paradigma de la democracia, la mujer no puede heredar ni transmitir el título, sólo como consorte», añade.

De las 2.237 personas que tienen actualmente un título nobiliario en España, 676 son mujeres

De los más de 2.700 títulos que existen en la actualidad, 242 llevan asignado el de Grande de España. Esta distinción la ostentan 220 personas, de las que 65 son mujeres (un 29,5 %). Una de ellas es Carmen Martínez-Bordiú Franco, la nieta mayor del dictador. En concreto, es la titular del Ducado de Franco desde julio de 2018, meses después del fallecimiento de su madre (Carmen Franco Polo).

Una de las últimas mujeres que ha pasado a ostentar un título nobiliario es Tamara Falcó Preysler. El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó el pasado 7 de diciembre la orden del ministro de Justicia por la que ordenaba expedir la Real Carta de Sucesión en el título de Marqués de Griñón a favor de aquélla tras el fallecimiento de su padre: Carlos Falcó y Fernández de Córdova, que murió el pasado 20 de marzo a los 83 años tras contagiarse de coronavirus.

Es una mujer, Victoria Elisabeth von Hohenlohe-Langenburg, la que posee actualmente el mayor número de títulos en España: 43, cinco de ellos con Grandeza de España. Los fallecimientos de su padre (Marco de Hohenlohe Medina) y de su bisabuela Victoria Eugenia Fernández de Córdoba y Fernández de Henestrosa han propiciado que la joven malagueña haya sido la sucesora en los últimos años de cinco ducados, 16 marquesados, 18 condados y cuatro vizcondados. Ni siquiera le iguala Carlos Fitz-James Stuart y Martínez de Irujo, primogénito de la XVIII duquesa de Alba (Cayetana Fitz-James Stuart y Silva) y con 36.

Ruiz de la Prada, la hija de Esther Koplowitz…

Entre los títulos que ostenta Von Hohenlohe-Langenburg se incluye el de duquesa de Medinaceli, legado por su padre. Como nieto primogénito, éste lo había heredado en septiembre de 2014 de su abuela Victoria Eugenia Fernández de Córdoba y Fernández de Henestrosa, fallecida en Sevilla el 18 de agosto de 2013.

Cuando el padre de Victoria Elisabeth von Hohenlohe-Langenburg murió (19 de agosto de 2016) hacía casi diez años que había entrado en vigor la ley que consagra el principio de igualdad entre hombres y mujeres en la sucesión de títulos nobiliarios. Fue la norma que en julio de 2010 permitió a la diseñadora Ágatha Ruiz de la Prada acceder al Marquesado de Castelldosríus -con Grandeza de España- y a la Baronía de Santa Pau.

Primera en la línea de sucesión, la ex mujer del periodista Pedro J. Ramírez fue una de las impulsoras de la proposición de ley que permitió alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres. Y obtuvo su recompensa. El 21 de octubre de 2009, la Sala Primera del Tribunal Supremo revocó la orden que había dictado el 22 de junio el entonces ministro de Justicia (el socialista Juan Fernando López Aguilar) por la que había ordenado expedir carta de sucesión en ambos títulos a favor de Santiago de Sentmenat y de Urruela, tío materno de Ruiz de la Prada.

Una ley en la etapa de Zapatero acabó con la preferencia que tenía el varón en la sucesión

Por cesión de su madre, la empresaria Esther Koplowitz, la hoy presidenta del consejo de administración del Grupo FCC (Esther Alcocer Koplowitz) se convirtió en enero de 2019 en la IX marquesa de Casa Peñalver. La creación de este título la ordenó Carlos IV en abril de 1790 y tuvo como primer titular a Gabriel José de Peñalver Angulo y Calvo de la Puerta, regidor perpetuo y alcalde de La Habana (Cuba).

La que no ha podido conservar su título han sido una de sus hermanas en virtud de la sentencia que la Sección Decimonovena de la Audiencia de Madrid dictó el 1 de febrero de 2017. La Justicia falló a favor de la cubana María Elena de Cárdenas González, revocando así la inscripción del marquesado de Campo Florido que en 2003 se había tramitado en favor de Alicia Alcocer Koplowitz.

Entre las mujeres que forman parte de la aristocracia se encuentra también Eugenia Martínez de Irujo Fitz-James Stuart, a quien su madre -Cayetana de Alba, ya fallecida- cedió el ducado de Montoro a finales de 1994. Fue cuatro años de su boda con el torero Fran Rivera, del que se separó cuatro años después.

Alejandra Romero Suárez, nieta de Adolfo Suárez y condesa de Suárez; la escritora Almudena de Arteaga, duquesa del Infantado y condesa de la Monclova, entre otros; la joyera Casilda Finat y Martínez-Costa, vizcondesa de Rías; la historiadora Carmen Iglesias (condesa de Gisbert); Hilda Armada Falcó (condesa de Güemes) y la viuda del banquero Emilio Botín, Paloma O’Shea (marquesa de O’Shea), son otras de las mujeres que figuran en la lista de la nobleza. De esa relación salió en junio de 2015 la infanta Cristina de Borbón, a la que se revocó el uso del título de duquesa de Palma de Mallorca por el escándalo del caso Nóos.

Te puede interesar

Comentar ()