La tercera ola del coronavirus, que crece a un ritmo muy preocupante tras el ‘efecto Navidad’, golpea a grandes municipios en toda España. Incidencias superiores a las de la segunda ola y que colocan a millones de personas bajo incidencias consideradas de riesgo extremo.

58 grandes poblaciones de España ya superan los 300 casos de incidencia acumulada, según los datos que proporcionan las Comunidades Autónomas, tal y como recoge eldiario.es. Y de ellas, 25 superan el umbral de los 700 casos, límites todos muy por encima de los 250 considerados como referencia a nivel europeo para considerar una zona en máximo riesgo.

El particular ranking lo encabeza actualmente Alcoy (Alicante), con una incidencia disparada de 1.807 casos por cada 100.000 habitantes y una tendencia todavía muy al alza. Le sigue La Línea de la Concepción (Cádiz), con una incidencia de 1.394 casos y una preocupación máxima por la cercanía de Gibraltar y la posible influencia de la variante británica del virus. La tendencia al alza en La Línea es mayor si cabe que la de Alcoy.

También están por encima de los 1.000 casos de incidencia acumulada Denia (Alicante), Aranjuez (Madrid) y Mérida (Badajoz), mientras que Badajoz y Segovia superan los 900 casos. La ciudad castellanoleonesa presenta la mayor tendencia al alza de toda España.

Por encima de los 800 de incidencia aparecen nueve grandes municipios: Alzira (888), Ciudad Real (874), Murcia (858), Cáceres (849), Ibiza (836), Molina de Segura (828), Calvià (823), Alcobendas (819) y Palencia (814).

Otras nueve ciudades superan el umbral de los 700 casos por 100.000: Cartagena (798), Collado Villalba (780), Palma (751), San Sebastián de los Reyes (736), Puertollano (725), Manresa (724), Fuenlabrada (721), Reus (717) y Lorca (709).

Respecto a las grandes urbes, Madrid se ubica actualmente en una incidencia acumulada de 558 casos por cada 100.000 habitantes, por encima de Valladolid (497), Valencia (496), Barcelona (491) o Zaragoza (430).