España

Sanz Roldán, sobre Corinna: "Jamás he amenazado a una mujer"

El ex jefe de los servicios secretos dice que no se querelló contra la ex amante de Juan Carlos I por la complejidad de entablar un pleito fuera de España y cuestiona que Villarejo desempeñara funciones relevantes de Inteligencia para el Estado

Sanz Roldán, ex director del CNI, durante su comparecencia ante el Juzgado

Sanz Roldán, ex director del CNI, durante su comparecencia ante el Juzgado

El ex director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán ha negado que hubiera amenazado a Corinna Larsen, como sostiene la ex amante del Rey Juan Carlos y aireó el comisario ya jubilado José Manuel Villarejo en entrevistas periodísticas concedidas meses antes de su ingreso en prisión preventiva como presunto cabecilla de la trama Tándem.

«Jamás he amenazado a una mujer y a un niño, jamás», ha declarado Sanz Roldán este viernes a preguntas de la Fiscalía durante su declaración como testigo en el juicio al que ha llevado por calumnias y denuncia falsa al antiguo agente encubierto. Éste se enfrenta a una petición de pena de dos años por parte del Ministerio Público.

A finales de septiembre de 2017, cuando estaba aún al frente de los servicios secretos, Félix Sanz presentó un oficio ante la Fiscalía General del Estado en el que pedía «amparo» por dos graves acusaciones realizadas por Villarejo contra él. De un lado, el policía aseguraba que el jefe del CNI había filtrado al diario El País una fotografía suya correspondiente a una operación antiterrorista que le había puesto en «grave peligro» tanto a él como a las fuentes que le introdujeron en «entornos muy hostiles vinculados al terrorismo» yihadista, según expuso en la denuncia presentada en la Audiencia Nacional. El juez Ismael Moreno la archivó semanas después al no apreciar delito.

El otro motivo que le llevó a llamar a la puerta de la Fiscalía General fueron las declaraciones realizadas por Villarejo al programa de televisión que dirigía Jordi Évole en La Sexta, asegurando que Sanz Roldán amenazó de muerte a Corinna Larsen y a sus hijos durante una entrevista mantenida con ella en Londres. Así lo sostuvo en una entrevista concedida a El Independiente: «Este señor se cree como ‘Hoover’ el del FBI, que hasta que no se muera no se va a ir. Tiene atemorizado a todo el mundo. Yo no creo que el CNI, como institución del Estado, haya amenazado. Este señor, interpretando lo que podría pensar el hoy Rey emérito, entendió que la princesa Corinna tendría que recibir de alguna manera una amenaza o un rapapolvo para que o volviera con él o no revelara no sé qué historias. Lo cierto es que la amenazó de muerte, a ella y a sus hijos personalmente en una entrevista en Londres».

«Manifestaciones agresivas»

Tras negar esta acusación, el hoy asesor internacional del presidente de Iberdrola dice que se sintió «mal» tras ver el programa televisivo y que lo primero en lo que pensó fue en las más de 3.000 personas que trabajan en el CNI y con los que se cruzaba cada mañana en el centro. «Como ellos no pueden defenderse, tiene que haber alguien que los defienda de unas manifestaciones tan agresivas como que nosotros hacemos cosas de ese tenor. Y como yo quiero seguir mirando a la cara a mis subordinados, inmediatamente puse los hechos en manos de la Justicia. Y lo haría de nuevo hoy», ha indicado.

Acogiéndose a la Ley reguladora del Centro Nacional de Inteligencia, Sanz Roldán ha eludido ofrecer detalles sobre su encuentro con Corinna Larsen en un hotel de Londres en mayo de 2012 o si envió a empleados de una agencia de seguridad para intimidarla, dos de los extremos en los que ha tratado de profundizar la defensa de Villarejo durante el interrogatorio al que ha sometido al anterior jefe de los servicios secretos después de que la ex amante del rey emérito así lo asegurara en la declaración jurada que hizo ante la notario de Londres Alisa Grafton el 9 de abril de 2019. 

El ex jefe del CNI dice que no se querelló contra Corinna Larsen por la complejidad de entablar un pleito fuera de España

A este respecto, Sanz Roldán ha señalado que las manifestaciones de la empresaria danesa le parecen «igual de mal o peor» que las del antiguo agente encubierto, escudándose en la dificultad que entrañaría entablar un pleito en el extranjero para no haber tomado medidas legales contra ella en los tribunales. «Yo veo lo que ocurre en mi país y ahí es donde dedico mi esfuerzo. Para tomar la misma decisión que para el acto en el que estamos ahora mismo supongo que sería muchísimo más compleja fuera de España».

El ex jefe del CNI ha mantenido que nunca tuvo relación con Villarejo durante su etapa al frente de los servicios secretos, que no lo había visto en persona hasta este viernes y que tiene «serias dudas» de que el policía hoy preso hubiera participado en las relevantes funciones de Inteligencia para el Estado en las que aquél asegura que intervino.

«Yo nunca supe, en absoluto, que tenía relación alguna con el CNI y con sus actividades. Nunca. Y, cuando pude intuir por estos hechos que hoy juzgamos que podía haber alguna relación, tomé las medidas oportunas para que siguiera sin haberlas», ha declarado Sanz Roldán. Éste ha rechazado rotundamente que Villarejo se reuniera de forma habitual con subordinados suyos y ha asegurado que, de haber sabido que alguno de sus agentes se veía con aquél por razón de amistad, lo habría «prohibido».

El anterior jefe de los servicios de Inteligencia ha prestado declaración a petición de la Fiscalía justo después de la testifical de Corinna Larsen. El juicio ha quedado visto para sentencia después que el Ministerio Público retirara la petición de que se condene a Villarejo por calumnias al haberse limitado éste a reflejar lo que le dijo la empresaria danesa; sólo pide que se le condene por denuncia falsa.

Te puede interesar

Comentar ()