España | Sociedad | Tribunales

Un juzgado de Barcelona ordena retirar la 'Thermomix de Lidl' del mercado por plagiar la patente

La cadena de supermercados alemana deberá indemnizar a la empresa Vorwerk por haber infringido la Ley de Patentes con su máquina Monsieur Cuisine Connect, de la marca Silvercrest

La Monsieur Cuisine Connect, conocida como la 'Thermomix de Lidl'.

La Monsieur Cuisine Connect, conocida como la 'Thermomix de Lidl'. LIDL

La Sección especializada en asuntos de Patentes de los Juzgados Mercantiles de Barcelona ha resuelto que los supermercados Lidl, distribuidores de la máquina de cocina conocida como Monsieur Cuisine Connect, de la marca Silvercrest, deberán retirar todas sus máquinas del mercado por haber invadido la patente del robot de cocina Thermomix, de la empresa alemana Vorwerk.

El tribunal ha condenado además a la cadena de supermercados a indemnizar a Vorwerk por los daños y perjuicios causados y a abstenerse en el futuro de importar, almacenar, ofrecer y comercializar sus famosas máquinas de cocina, que fueron popularmente bautizadas como ‘la Thermomix barata’. La indemnización total se fijará en la fase de ejecución de la sentencia, es decir, una vez ésta sea firme, aunque la compañía titular de la patente reclamó en el juicio que ascendiese al equivalente al 10% de las ventas de la máquina comercializada por Lidl.

Lidl deberá, además, destruir todos los documentos comerciales, material publicitario y promocional u otros documentos en los que se reproduzca ese producto, incluido internet, según recoge la sentencia a la que ha tenido acceso El Independiente.

El debate se ha centrado en gran parte en la función de pesado de alimentos que realiza Thermomix, gracias a un circuito independiente del sistema que controla el movimiento del vaso. Esta característica permite pesar los ingredientes con la máquina en funcionamiento, con el vaso cerrado y trabajando usando la tapa, así como con la máquina en reposo pero encendida introduciendo alimento en el vaso.

De acuerdo con las conclusiones de los informes de peritos aportados por las dos compañías, la patente de Vorwerk aporta novedades suficientes respecto a otros robots de cocina anteriores, mientras que el dispositivo Monsieur Cuisine Connect reproduce todas y cada una de las características de la Thermomix, por lo que «está realizando actos explotación directa de dicha invención prohibidos por el art. 59 de la Ley de Patentes de 2015», recoge el texto.

Esta sentencia, susceptible todavía de recurso de apelación, da un paso más en el desacuerdo entre ambas empresas alemanas, que recaló en los tribunales barceloneses en noviembre del año pasado. En el supuesto de que Lidl no recurra voluntariamente, Vorwerk podrá solicitar la ejecución provisional.

El robot Monsieur Cuisine Connect costaba 359 euros, en comparación con los casi 1.200 euros que podría alcanzar el modelo de Thermomix tm5 o los 1.259 euros del tm6. Para la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), la de Lidl contaba con la «mejor relación calidad precio», aunque la de Vorwerk se mantenía como «la mejor de las analizadas».

Comentar ()