España

La reforma de PSOE y Podemos para limitar las funciones del CGPJ esquiva el veto de la oposición

El Congreso tumba las cuatro enmiendas a la totalidad contra la proposición de ley de la coalición gubernamental que impide a los jueces que puedan hacer nombramientos mientras el órgano esté en funciones

Adriana Lastra y Pablo Echenique. EP

La reforma exprés para limitar las funciones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), impulsada por PSOE y Unidas Podemos, continúa su tramitación después de superar este jueves el veto de la oposición en el Congreso de los Diputados. En concreto, PP, Vox, Ciudadanos y Junts habían presentado sendas enmiendas a la totalidad para al menos retrasar la entrada en vigor de la nueva norma. Todas ellas han sido tumbadas por el Pleno de la Cámara.

Hace unas semanas, la Mesa del Congreso, en que PSOE y Podemos tienen mayoría, aceptó tramitar por el procedimiento de urgencia la propuesta y rechazó, además, recabar antes los informes pertinentes sobre esta modificación de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ). La maniobra se entiende como un órdago de presión al PP para que levante la mano y permita la renovación de la cúpula judicial, en funciones desde 2018.

La proposición de ley de PSOE y Podemos implica que el CGPJ no pueda hacer nombramientos mientras éste órgano permanezca caducado. En un primer momento, ambos grupos parlamentarios intentaron una reforma mucho más agresiva que recibió una llamada de atención de Bruselas por poner en peligro de forma flagrante la independencia del poder judicial, ya que ambos grupos proponían una reforma que implicaba reducir la mayoría necesaria en sede parlamentaria para elegir a los jueces, dejando al PP en fuera de juego. Dicha reforma está, por el momento, paralizada, aunque no se ha retirado como exigen los populares para avanzar en las negociaciones.

Con sus enmiendas a la totalidad, PP, Vox y Ciudadanos intentaban devolver a los jueces la elección de doce de los veinte vocales del CGPJ, mientras JxCat optaba por un sistema de elección diferente, en que cada diputado pudiese escoger cuatro jueces diferentes y resultasen seleccionados aquellos con más apoyos.

El CGPJ ya ha alertado en múltiples ocasiones del menoscabo a la independencia judicial que supone el hecho de limitar sus propias funciones sin recabar previamente ni su criterio ni el de Bruselas antes de aprobar una modificación legal de estas características y por una mayoría ínfima. Este martes, la Comisión Europea emitía además un nuevo aviso al Gobierno español y pedía evitar que el Consejo General del Poder Judicial sea «vulnerable a la politización», al tiempo que subrayaba la recomendación de que al menos la mitad de los miembros del órgano judicial sean jueces elegidos por los jueces.

Comentar ()