España

El Gobierno salva 'in extremis' el decreto de los fondos europeos gracias a la abstención de Vox

El 'no' de los republicanos complica la aprobación del decreto y fuerza al Gobierno a negociar con Ciudadanos y otras fuerzas parlamentarias | El PP ya ha anunciado que votará en contra de la norma

El líder de ERC, Gabriel Rufián; y la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra. EFE

La sorpresa de la jornada. El Gobierno logrará sacar adelante el decreto de fondos europeos gracias a la abstención de Vox, una posición que contrasta con la de PP y Ciudadanos, que ya se habían pronunciado en contra de la norma. El decreto, clave para la gestión, recepción y ejecución de los fondos europeos, pendía de un hilo después de que ERC anunciase que votaría en contra, un ‘no’ que se encuadra dentro de la grieta de grandes dimensiones que se ha abierto entre los independentistas catalanes y el Gobierno a cuenta de la proximidad de las elecciones catalanas y la amenaza del ‘efecto Illa’

Los independentistas catalanes dejaron en el aire la aprobación del decreto y se posicionaron en contra porque, como expresó el portavoz de los republicanos en Twitter, «su autor real es la CEOE y entrega todo el dinero al IBEX». Esta maniobra de ERC pilló de imprevisto al Gobierno que, con el pleno ya empezado, intensificó los contactos con Ciudadanos, PNV y Bildu para salvar ‘in extremis’ la norma. Finalmente, es Vox quien ha asegurado la votación.

La vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, no ha querido responder a las preguntas de si el Ejecutivo había abierto también una interlocución con Vox en la cuestión de los fondos europeos, aunque sí ha querido agradecer indirectamente a la formación de Santiago Abascal y el resto de partidos que se han posicionado a favor y que «facilitan las cosas a su país, no al Gobierno», mientras ha lanzado una dura crítica al PP, al que ha situado en la «antipolítica» y en la «destrucción».

Así las cosas, el Gobierno sacará adelante el decreto con los votos a favor de Bildu y PNV y de otros grupos minoritarios (Más País, Compromís, Coalición Canaria o PRC) y la abstención de Vox. PP, Ciudadanos, ERC y los cuatro diputados del PDeCAT se han posicionado en contra. La temprana negativa de Rufián a prestar apoyo a ERC precipitó la búsqueda del comodín naranja por parte del Gobierno, aunque la diputada de la formación, María Muñoz, ya afirmó esta mañana en la tribuna del Congreso que esta vez no serían el salvavidas del Ejecutivo, al tiempo que instaba a Sánchez a «no equivocarse de socios» la próxima vez por el paso atrás de los republicanos.

Por su parte, el PP ya decidió también a primera hora de la mañana votar en contra de la convalidación de un decreto que se entiende como paso previo a la ejecución y reparto de las ayudas europeas por el impacto del coronavirus. Desde hace semanas, el grupo de Pablo Casado ha venido alertando a Bruselas del mal uso de los fondos en España, y su petición de la creación de una Agencia independiente para gestionar las ayudas económicas sigue aún sin respuesta por parte del Ejecutivo. Sin embargo, la paradójica abstención de Vox resta importancia a la posición de una y otra formación.

Todo apunta a que será una jornada de infarto para la coalición gubernamental. Además del vértigo en la ajustada votación del decreto sobre los fondos europeos, deberá capear el debate de tres enmiendas a la totalidad de la oposición a la reforma exprés del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) impulsada por PSOE y Unidas Podemos para impedir que el órgano judicial pueda hacer nombramientos hasta resolver el bloqueo de su renovación.

Además, este jueves se celebra también otra sesión de la ‘comisión Kitchen’, en que se prevé aprobar definitivamente la lista de comparecientes que se someterán al control del Congreso. Entre los nombres que podrían aparecer se encuentran el de Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal e, incluso, el del propio Pablo Casado.

Te puede interesar

Comentar ()