ERC y JxCat vuelven a estar en un empate técnico en expectativas de voto en las elecciones del 14F, mientras el PSC se queda en tercera posición pese al «efecto Illa». El Centro de Estudios de Opinión (CEO) -el CIS de la Generalitat- ha hecho público este viernes su sondeo de expectativas de voto, que sitúa a ERC en primer lugar con 34-35 escaños, y a JxCat pisándole los talones con 32-34 diputados.

Los socialistas siguen terceros con 26-29 escaños, pese al cambio de candidato que había disparado sus expectativas. En intención de voto directa el PSC (10,5%) supera a Junts (8,5) pero se queda lejos de los 15 puntos de Esquerra.

Ciudadanos conserva el cuarto lugar con 12-13 escaños, seguido por el PP, que avanza a los comunes con 9 escaños. Los de Ada Colau podrían perder hasta dos de los escaños actuales, en una horquilla entre los 6-8 diputados, y se ven superados también por la CUP, con 8 diputados. Vox entraría con grupo propio y 5-6 escaños.

Mayoría independentista

Con estos resultados, el independentismo conservaría la mayoría parlamentaria con 74 escaños en el rango más bajo de sus expectativas. Los partidos independentistas conseguirían además, superar el 50% de los votos, en concreto un 51,2%, gracias a la aportación del PDeCat, que no entraría en el Parlament pero sumaría dos puntos decisivos a los votos conseguidos por JxCat, ERC y la CUP.

Tanto Esquerra como JxCat se han fijado para estas elecciones superar la mitad de los votos en favor de la independencia, un objetivo nunca conseguido hasta ahora, pese a los diez años de mayorías independentistas en el Parlament. La Ley electoral beneficia a los partidos independentistas con la sobre representación del voto de Lleida y Girona en detrimento del cinturón metropolitano de Barcelona.

Sin embargo, los favorables a la independencia (44,5%) siguen por detrás de los favorables, que suman el 47,7%. Estos porcentajes se han ido acercando en los últimos meses, después de que los contrarios a la independencia sumaran su máximo en julio superando el 50% de los apoyos.

Illa gana en aprobados

El PSC no rentabiliza como esperaba, por tanto, el «efecto Illa» aunque su candidato es el que más aprobados recibe. El ex ministro de Sanidad aprueba para el 54,4% de los consultados, aunque la nota más alta es para la candidata de la CUP y ex alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater (5,3). Illa, Sabater, el republicano Pere Aragonés y Laura Borràs, de JxCat, son los únicos candidatos que aprueban con 5 raspado.

Por contra, el peor valorado es el líder de Cs, Carlos Carrizosa (2,4), seguido por el candidato de Vox Ignacio Garriga (2,7), que es también el menos conocido de los candidatos a presidir la Generalitat.

El trabajo de campo de la encuesta se realizó entre el 13 y el 21 de enero, cuando ya se habían producido todos los cambios en las candidaturas. Durante esos días se produjo en intento de prórroga electoral al 30 de mayo y el posterior recurso ante la justicia que ha obligado a reiniciar el calendario electoral.

Alta abstención

El sondeo muestra de nuevo una subida de la abstención de casi 20 puntos respecto a los comicios de 2017. Además, el alto número de indecisos y consultados que no responde, más del 40%, obliga a observar los resultados del sondeo con cautela.