Cataluña | España

Illa no cerrará las "embajadas" pero asegura que dejarán de hacer "propaganda"

El candidato del PSC fija como prioridad la reforma de la financiación autonómica, en la que no abogará por un sistema similar al concierto vasco

PSC

El candidato socialista a la presidencia de la Generalitat, Salvador Illa, mantendrá la red de embajadas recuperada por el Govern independentista tras la aplicación del 155. Pero «eliminará lo que tiene que ver con propaganda de una manera de entender Cataluña» que solo defiende «una parte» de los catalanes.

Así lo ha asegurado Illa en una conferencia en la que ha desgranado las primeras acciones de su futuro gobierno, si gana las elecciones. Entre ellas «revitalizar la presencia de Cataluña en Bruselas y Europa» e «impulsar euroregión como una vía de cooperación» transnacional. Una ámbito en el que Illa ha abogado por decir «basta ya de oficinas de externalización que son de propaganda de una parte» y ha apostado por que esa red de oficinas exteriores se centren en la labor de promoción comercial de Cataluña «en cooperación, no competencia» con las embajadas españolas.

Eje Cataluña-Valencia en financiación autonómica

El candidato socialista ha fijado además como prioridad la necesidad de «abordar» con el resto de los presidentes autonómicos» la reforma del modelo de financiación. Y se ha propuesto «liderar» esa reforma, en unos términos similares a los que propone el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, que este miércoles compartirá con él un acto de campaña.

En este contexto, ha descartado reclamar un modelo de concierto económico como el que en su día exigió Artur Mas al Gobierno de Mariano Rajoy para frenar el proceso independentista. «Cataluña esta en el régimen general, en ese marco voy a trabajar» ha advertido Illa. «Pedir otra cosa es poco realista, lo urgente es mejorar financiación».

«No quiero ningún privilegio pero tampoco ningún prejuicio, me propongo aumentar la financiación de Cataluña» ha advertido el candidato socialista sobre un debate que ha reconocido que será «incómodo y complejo, pero necesario».

Culpa de Rajoy y los independentistas

Illa ha sido muy crítico tanto con los independentistas, por «haber dejado la silla vacía» en esta negociación durante los últimos años, como con el Gobierno de Rajoy, la que acusa de haber dejado de lado este problema «esperando que se disolviera como un azucarillo. Los problemas no desaparecen».

El candidato ha anunciado además su intención de realizar una auditoría que «racionalice el gasto no productivo» de la Generalitat, una propuesta que también defiende Cs. Illa pretende así aumentar las partidas sociales «especialmente las becas comedor» y ha denunciado el «gasto en propaganda» del Govern independentista para «difundir una determinada idea y no para mejorar la vida de los ciudadanos».

Comentar ()