Alejandro Fernández, candidato del PP a la presidencia de la Generalitat, ha reunido este viernes a dos de las voces más críticas contra el nacionalismo y también con las estrategias que tanto PSOE como PP han seguido contra el secesionismo: Alejo Vidal Quadras y Cayetana Álvarez de Toledo. Bajo el epígrafe «Coloquio sobre el populismo» Vidal Quadras y Álvarez de Toledo han dejado claro que la principal responsabilidad es de los socialistas por haber convertido al nacionalismo en la progresía de España durante estos 40 años.

Pero han denunciado también las «estrategias de apaciguamiento» que, en el caso de Vidal Quadras, llevó a José María Aznar a descabalgarle de la presidencia del PP catalán por exigencia de Jordi Pujol en los pactos del Majestic, todo ello sin mencionar explícitamente el episodio.

El Partido Socialista «busca convertir su coyuntural Frankestein en una alianza estructural y duradera de poder» tras las elecciones catalanas del 14F, ha advertido la ex portavoz popular en el Congreso. Álvarez ha acusado a los socialistas de pretender «una mutación constitucional de la mano de los independentistas» que su pondría, a su juicio, que «España se haría a la medida de los separatistas».

El PSOE promueve una fusión nuclear entre socialismo y separatismo a costa de la Constitución

La popular ha denigrado la apuesta del candidato socialista, Salvador Illa por «pasar página» y ha advertido de que esa propuesta es de hecho «la única vía para que madure el fruto del proceso». Los socialistas, ha advertido, no buscan pasar página del proceso sino de la Constitución, lo que promueven no es un reencuentro entre catalanes sino una fusión nuclear entre socialismo y separatismo a costa de la Constitución».

La dirigente popular ha denunciado además la propuesta de indultos a los condenados por el 1-O, comparándolo con el Golpe del 23F. «No lo hubieran hecho con un Tejero impenitente y lo harán con Junqueras» ha advertido. «Es menos grave golpe nacionalista catalán que un golpe nacionalista español» se ha preguntado.

Indultos para tapar el pacto de investidura

Álvarez de Toledo ha rechazado por tanto unos indultos que a su juicio buscan «borrar el delito de lesa democracia al pactar tu investidura con personas condenadas por sedición». La dirigente popular ha condenado la vía «tercerista» del PSC y ha acusado a los socialistas de «intentar apaciguar al votante independentista» desde que José Luis Rodríguez Zapatero se comprometió con la reforma del Estatuto.

La diputada por Barcelona ha criticado también la campaña de Cs, a los que ha recriminado ofrecer «mimitos y abracitos para que te perdonen el hecho indiscutible de que tienes razón». Los mimos, ha advertido, «no sustituyen a la verdad, no servirán para sacar a Cataluña de su decadencia».  

Combatir al nacionalismo sin cuartel

Vidal Quadras, por su parte, ha dejado claro que al nacionalismo «no hay que apaciguarlo con concesiones, hay que combatirlo sin cuartel, en las ideas, en las urnas, en la actividad social, hasta neutralizarlo y conseguir su completa derrota». Y advierte: «Todo lo que no sea eso es una pérdida de tiempo y conduce al desastre».

El ex presidente del PP catalán y ex fundador de Vox, que ha expresado su aprecio tanto por Alejandro Fernández como por Álvarez de Toledo, ha defendido su presencia en el acto «porque me han invitado, si otros me hubieran invitado también habría acudido».

Vidal Quadras, ha arremetido también contra la «estrategia pusilánime» de los socialistas. Su «pasar página nos llevara a la ruptura violenta de la sociedad catalana, a la catástrofe a nivel español» ha asegurado. Un trauma «al que vamos directos» ha asegurado, y del que «saldremos pagando un enorme precio».