Cataluña | España

Ecuador de campaña con empate a tres en las encuestas, que dan la llave del Govern a ERC

Pedro Sánchez vuelve el miércoles a Barcelona, una visita no prevista inicialmente, en apoyo de la campaña socialista

Torra y Borrás, en un mitin de JxCat.

Torra y Borrás, en un mitin de JxCat. EFE

Salvador Illa ha conseguido darle la vuelta a las expectativas electorales del PSC, pero no lo suficiente como para desbancar a los independentistas del gobierno de la Generalitat. Así lo reflejan las últimas encuestas de la campaña, las publicadas este domingo y lunes por El Periódico, El Mundo, Ara y El Nacional. Con pocas diferencias, los cuatro sondeos confirman el empate a tres en la cabeza y la mayoría independentista en el Parlament a siete días de la cita con las urnas.

El Mundo le da la victoria al partido de Carles Puigdemont, El Nacional al PSC, como El Periódico, y Ara a Esquerra, pero en el cómputo global de los sondeos los socialistas consiguen una media de 32,2 diputados, uno por encima de JxCat y a medio punto de ERC. Aún así los sondeos garantizan la mayoría del bloque independentista con el concurso de la CUP, que vuelve a dispararse en las encuestas con una media superior a los 8 escaños, el doble de la representación actual.

Opciones de tripartito

Eso sí, el crecimiento de los socialistas permite especular, ahora sí, con un tripartito integrado de nuevo por PSC, ERC y Comunes en el papel de la antigua ICV. Una fórmula que se situaría por encima de los 70 escaños y permitiría una mayoría parlamentaria sólida, pero que solo los morados admiten.

Tanto Salvador Illa como Pere Aragonés han rechazado tajantemente la posibilidad de un tripartito. Pero Aragonés tendrá esa llave, y podrá utilizarla para negociar con JxCat la formación del próximo gobierno catalán, después de tres años de crisis en el Govern presidido por Quim Torra y compartido por ambas formaciones.

Pedro Sánchez de nuevo en Barcelona

Los datos de las encuestas explican, en todo caso, el recrudecimiento del discurso de socialistas, republicanos y junteros, este fin de semana, reclamando para ellos el voto útil para alzarse finalmente con la victoria. Los socialistas apelan directamente a los votantes de Cs y Podemos para acabar de afianzar una victoria que emule a la de los naranjas en 2017.

Han contado para ello con el presidente Pedro Sánchez a jornada completa este fin de semana. Y el anuncio de su regreso el miércoles a Barcelona, en un acto con mujeres, además del cierre de campaña que le traerá de nuevo a la capital catalana el viernes. Sánchez ha apostado fuerte por la Generalitat, con una candidatura, la de Salvador Illa, auspiciada directamente desde La Moncloa.

JxCat, por su parte, defiende la suya como la única opción del independentismo de evitar un nuevo tripartito conformado por republicanos y socialistas. Y Esquerra se ha llevado a Arnaldo Otegi a Girona para defender que la suya es la mejor opción para frenar el asalto de los no nacionalistas a la Generalitat.

Vox acaricia el sorpasso

En la cola de las encuestas, Vox acaricia el deseado sorpasso al PP en Cataluña, un resultado que sería un auténtico desastre para Pedro Casado. Los de Santiago Abascal mejoran respecto a los últimos sondeos y consiguen un promedio superior a los 6 escaños, mientras los populares solo ganan un escaño respecto a los cuatro actuales y se convertirían en el último partido del Parlament.

Aunque ese promedio es «culpa» de uno solo de los sondeos, el de El Nacional, que da a Vox el doble de escaños que al PP, mientras las otras dos muestras apuntan a un empate entre ambos partidos. Cs, por su parte, conservaría una mínima ventaja sobre ellos, pero eso difícilmente oculta el descalabro de pasar de 36 a 10 escaños, como le auguran los sondeos.

CatEC-Podemos sigue estancada con ocho diputados, los mismos que en el Parlament actual. Un número que impide especular con un gobierno de PSC y Podemos a semejanza de la Moncloa, como reclaman Illa y Pedro Sánchez.

Te puede interesar

Comentar ()