La portavoz del gobierno catalán, Meritxell Budó, ha insistido hoy en que Vox ha buscado los incidentes violentos que se han producido en diversos actos de campaña en la provincia de Girona. En la comparecencia posterior a la reunión del Consell Executiu, Budó se ha alineado con el conseller de Interior, Miquel Sàmper, y ha asegurado además que, con su actitud, Vox «pone en riesgo su seguridad, la de los manifestantes y la de los policías» que deben protegerlos.

«Vox no está atendiendo a las instrucciones de los cuerpos de seguridad, ni de los mossos ni de los cuerpos de seguidad del Estado» ha afirmado la portavoz del Govern. Una actitud que, a su juicio, «pone en riesgo la seguridad» y tiene como objetivo secundario, de modo que «los actos políticos» pasan a ser «un acto de provocación».

Por ello, Budó ha pedido «la máxima responsabilidad a todo el mundo». Una apelación que ya hizo Sàmper este lunes, tras señalar al partido de Santiago Abascal como responsable de los incidentes violentos que durante el fin de semana se han repetido en los actos de campaña de Vox en Vic, Girona y Salt.

Vox multiplica su presencia en Cataluña

La respuesta de Vox ha sido exactamente la opuesta a la reclamada por la Generalitat. Desde que se produjo el incidente de Vic, el primero, Abascal ha visitado tres veces más la provincia de Girona, con actos en la capital, Salt y este martes en Figueras. Además, el Comité Ejecutivo Nacional se reunirá esta tarde en Barcelona de modo excepcional.

Lo cierto es que el protagonismo obtenido por los incidentes, y la polémica con la Generalitat, han disparado las expectativas electorales de los verdes. Han pasado de aspirar a entrar en el Parlament una proyección de 8 o 9 escaños en las últimas encuestas, que les permitirían no solo superar, sino incluso doblar al PP en Cataluña.

Electoralismo del PSOE

Budó ha cargado también contra el Gobierno, al que ha acusado de electoralismo con el anuncio de una reforma del Código Penal para evitar condenas como la del rapero Pablo Hásel. Es un anuncio «electoralista como los que nos tienen acostumbrados», ha apuntado. «Una cosa son las palabras y otras los hechos, ya podrían haber modificado el Código Penal, si hubieran querido, para dejar sin efecto este tipo de delitos».

«Como todos los anuncios entorno a estas temáticas, usan el dolor de muchas familias fruto de la represión», ha denunciado la portavoz, que ha equiparado al rapero condenado con los dirigentes independentistas. Están «en prisión o el exilio, fruto de lo que piensan o lo que cantan» ha lamentado.