Vox ha cerrado la campaña para las elecciones de Cataluña del 14-F con un mitin al que han acudido cientos de personas en apoyo del candidato del partido a presidir la Generalitat, Ignacio Garriga, y al presidente del mismo, Santiago Abascal.

Abascal ha proclamado que «Vox ya ha ganado si en Cataluña, ha desafiado a la violencia, ha pisado cada palmo de Cataluña. Detrás de Garriga hemos estado todos».

El líder de Vox ha abierto su intervención en Barcelona en catalán y emulando a los independentistas: «Els carrers son nostres, els barrís son nostres, Cataluña es nostra«.

Los asistentes, algunos de ellos sin mascarilla y la mayoría sin guardar la distancia de seguridad, han recibido a los representantes de la formación con gritos y cánticos de «en pie si eres español» y «Barcelona española».

El candidato de Vox a la presidencia de la Generalitat, Ignacio Garriga, ha abierto el mitin proclamando que «esta es la esperanza que el próximo domingo va a empezar a recuperar Cataluña».

Lo ha hecho en un mitin en una Plaza Artós, punto neurálgico de las manifestaciones de rechazo al independentismo, repleta. «Que se preparen, porque esto acaba de empezar», ha advertido Garriga, porque «este movimiento no va a dar ni un paso atrás».

Garriga se ha referido a los ataques sufridos para asegurar que durante la campaña los independentistas «se han sacado la máscara y hemos podido ver su máscara de odio».