España

Villarejo dice que ayudó a López Madrid por ser amigo de Felipe y Letizia

El comisario declara ante el juez y los fiscales del 'caso Tándem' que detectó movimientos del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para desprestigiar a la reina Letizia

Villarejo dice que el CNI puso los medios para grabar su reunión con Corinna

El comisario José Manuel Villarejo durante el juicio por calumnias contra el CNI EFE

El comisario jubilado y en prisión preventiva José Manuel Villarejo ha negado este viernes ante el juez y los fiscales del caso Tándem que el empresario Javier López Madrid, yerno del fundador de OHL Juan Miguel Villar Mir, le encargara amenazar y agredir a la dermatóloga madrileña Elisa Pinto cuando estaba en activo en la Policía.

Villarejo ha declarado como investigado en la pieza 24 de la macrocausa de la Audiencia Nacional alrededor de los encargos de espionaje que distintos empresarios realizaron al comisario a través de su empresa Cenyt cuando aún era funcionario. En dicha pieza se investiga si López Madrid fue uno de sus clientes y si le encargó una campaña de acoso y amenazas contra la doctora Pinto con la que tuvo una relación íntima. Pinto y López Madrid se acusan mutuamente de acoso en dos investigaciones judiciales abiertas en los juzgados de Madrid. El juzgado de Instrucción número 39 de Madrid procesó a López Madrid por amenazas y a Villarejo por «lesiones con instrumento peligroso» contra la dermatóloga.

El juez Manuel García-Castellón abrió una pieza de investigación por un posible contrato del empresario al comisario por la información hallada durante los registros en su domicilio. Este viernes, Villarejo ha negado que López Madrid le hiciera ningún encargo. Sin embargo, ha dicho que sí mostró un interés «oficial», policial, por los «problemas» de López Madrid puesto que formaba parte del núcleo de amigos más próximo de Felipe VI y Letizia, príncipes de Asturias en el momento de los hechos.

Según Villarejo, se interesó por la situación de López Madrid, de la que le puso al tanto un alto cargo empresarial amigo de ambos cuya compañía se encontraba en la torre Picasso de Madrid, donde estaba la sede de la empresa Cenyt del comisario. Villarejo ha encuadrado la ayuda que prestó a López Madrid en un trabajo suyo más como agente encubierto.

Según trasladan fuentes jurídicas presentes en la declaración a El Independiente, el comisario ha dicho al instructor que en los movimientos que hizo para averiguar si había una campaña de «amenazas» al entorno más próximo de los príncipes, percibió una «campaña de desprestigio» hacia la reina Letizia orquestada desde el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). A esta contribuyeron, dice, algunos medios de comunicación y, según el comisario, contaba con el apoyo de la reina Sofía.

Cabe recordar el enfrentamiento de Villarejo con el ex director del CNI, Félix Sanz Roldán, al que acusa de haber promovido la investigación contra él que llevó a su detención y encarcelamiento.

Te puede interesar

Comentar ()