España

El PP debe al banco el 27% del préstamo que pidió para comprar la sede de Génova

El crédito hipotecario que el partido pidió en 2006 a Banesto (hoy Grupo Santander) fue de 37 millones de euros, de los que ya ha devuelto unos 26,74 millones / La formación conservadora amortiza al año en torno al millón de euros

Sede nacional del Partido Popular, en la confluencia de las calles Génova y Zurbano.

Sede nacional del Partido Popular, en la confluencia de las calles Génova y Zurbano. EP

El Partido Popular tiene todavía pendiente de amortizar en torno a una cuarta parte del préstamo que solicitó hace casi 15 años para comprar el céntrico edificio madrileño en el que se ubica su sede nacional, que la actual dirección tiene previsto abandonar en breve como medida simbólica para pasar la página del pasado vinculada a los escándalos de corrupción y marcar distancias con la etapa anterior.

En abril de 2006, el PP pidió un préstamo de 37 millones de euros a Banesto (Grupo Santander) para adquirir el inmueble en el que se había instalado la antigua Alianza Popular en febrero de 1983, meses después de las elecciones generales en las que se impuso por primera vez el PSOE de Felipe González y en la que los conservadores se convirtieron en el principal partido de la oposición -lograron 107 diputados- tras el hundimiento de la UCD. La formación ocupó en régimen de alquiler dicho inmueble -propiedad de la aseguradora Mapfre- hasta que escrituró su compra en el primer semestre de 2006, durante la etapa de Mariano Rajoy como presidente.

De acuerdo con las últimas cuentas anuales publicadas por el PP, correspondientes al ejercicio 2019, la formación reseñaba un saldo vivo de 11.339.260,86 euros correspondiente al préstamo hipotecario de la sede ubicada en la madrileña calle Génova. A esta cifra hay que restarle en torno a un millón de euros, que es la cantidad anual que ha venido amortizando en el último lustro. Ello arrojaría un capital principal pendiente de pago de unos 10,26 millones, equivalente al 27,75% del crédito hipotecario solicitado en su día.

A preguntas de El Independiente, fuentes del PP han informado de que no llevaron a cabo ninguna renegociación el pasado año pese a la disminución de los ingresos (en gran medida por la pérdida de ingresos en cuotas de afiliados), al tiempo que han sugerido que la cantidad amortizada fue similar a la de los últimos años.

A la espera de que el partido dé a conocer las deudas a largo plazo tras el cierre de 2020, el PP descontó 1.079.064,95 euros en 2019, a razón de 89.922 euros al mes. Fue una cantidad ligeramente superior a la amortizada en 2018 (994.035,7 euros), pero algo inferior a la consignada en 2017 (1.161.909,92 euros).

Casi seis millones pagados en 2014

El mayor pago tuvo lugar en 2014, cuando la formación conservadora abonó 5.981.225,57 euros (a una media de 498.435 euros al mes). En concreto, inició dicho ejercicio con un saldo pendiente de 22.666.519,26 euros y lo cerró reduciendo dicha cantidad hasta los 16.685.293,69 euros, por lo que devolvió en un año el 16,16 % del capital total que le había prestado Banesto para comprar su sede. Ello ha permitido restar varias anualidades a la fecha inicial de vencimiento (2036).

En aquellos años, la formación que lideraba Mariano Rajoy ocupaba el Gobierno tras haberse impuesto con holgura al PSOE en las elecciones generales celebradas el 20 de noviembre de 2011. En concreto, el PP obtuvo 186 diputados -32 más que en la cita anterior y 10 por encima de la cifra que marca la mayoría absoluta en el Congreso- tras sumar más de 10,86 millones de votos. Esos resultados le permitieron aumentar de forma considerable los ingresos.

El crédito que el PP pidió en 2006 para comprar el edificio fue de 37 millones, de los que ya ha devuelto alrededor de 26,74

Construido en 1974, el inmueble cuenta con una superficie construida de 10.243 metros cuadrados, según la información del Catastro. En concreto, las oficinas ocupan 6.811 metros cuadrados repartidos en nueve plantas, si bien la baja se podría destinar a local con unos 600 metros cuadrados. También dispone de un garaje con 107 plazas que ocupan 3.432 metros cuadrados.

A precios de mercado, el portal inmobiliario Idealista calcula que el edificio que el PP ocupa en propiedad desde hace más de 15 años tiene un valor hoy de unos 36 millones, de los que 30 corresponden a las oficinas y seis al garaje. Si lo vendiera por este montante, el PP saldaría la inversión con una minusvalía significativa, si se tiene en cuenta que pidió 37 millones y que a esta cantidad hay que repercutirle el Euríbor + 0,8 %. 

Los 36 millones en que tasa el inmueble Idealista supone una estimación muy inferior a la realizada años atrás por la consultora especializada Quick Expansión, que le dio un valor superior a los 51,24 millones de euros. Esa cantidad sería mucho mayor incluso si el partido tramitara y lograra que el Ayuntamiento de Madrid le aprobara un cambio de uso a hotelero o residencial.

Comentar ()