España

El 'efecto Leonor' multiplica la demanda de cursos en el extranjero

La princesa Leonor en su primer discurso público.

La princesa Leonor en su primer discurso público. EFE

Hace diez días, la Casa Real anunció que la Princesa Leonor estudiará bachillerato en un colegio de Gales. Y desde entonces, los teléfonos de las empresas de cursos en el extranjero no han dejado de sonar. La heredera se ha convertido en su mejor estrategia de marketing y ha dado tranquilidad a las familias que se planteaban esta opción para sus hijos.

«Ha generado tranquilidad por la situación del virus y ha supuesto un punto de inflexión», explica Ana Pedrero, directora de año escolar en Astex. Pedrero detalla que en las últimas dos semanas han recibido más llamadas de lo habitual, «se ha despertado la curiosidad, los padres han perdido un poco el miedo».

En la misma línea se expresa Rafael Rivas, director comercial de Interway. Rivas explica que el ‘efecto Leonor‘ también se produjo hace 30 años cuando se anunció que el Rey Felipe iba a estudiar en Canadá. «Cuando pasó con Felipe VI fue un boom que duró varios años», añade.

El ‘efecto Leonor’ también se produjo hace 30 años cuando se anunció que el Rey Felipe iba a estudiar en Canadá

Según datos de la Asociación Española de Promotores de Cursos en el Extranjero (Aseproce), la demanda de información desde enero ha crecido entre un 70% y un 80% en comparación con el mismo periodo del año anterior. Interway calcula que la demanda ha aumentado un 50% en comparación con 2019, «que ya fue un año bueno».

Destino internacional

Sin embargo, aunque el anuncio Real ha despertado curiosidad entre las familias españolas, lo cierto es que el destino ha pasado a un segundo plano. Rivas explica que el programa más popular es el conocido como ‘J1’ que patrocina el departamento de Estado de Estados Unidos en el que los alumnos se alojan con familias voluntarias y estudian en un instituto público.

Desde Astex, indican que aunque han recibido consultas sobre el colegio al que asistirá la princesa, lo cierto es que Gales no es un destino muy demandado. «Se han eliminado los estereotipos sobre los acentos», indica Pedrero en una conversación con este periódico. «Antes se hacían más preguntas sobre el acento donde iban a estudiar los niños, se pedía que estuviese cerca de Londres, más hacia el sur de Gran Bretaña, y ahora eso no es un factor que les preocupe», describe.

Otros factores

Aunque la princesa haya tenido algo que ver, las empresas del sector atribuyen a otros factores el aumento en la demanda. Desde Interway indican que algunas compañías dedicadas a los cursos en el extranjero «se han quedado por el camino» a causa de la crisis del coronavirus.

Por otra parte, añaden que además de la demanda habitual que suelen tener en un año corriente, en 2021 están volviendo todas las reservas que quedaron paralizadas por las restricciones a la movilidad, derivadas de la pandemia.

Además, el presidente de Aseproce, Óscar Porras, señala que se está produciendo un cambio de tendencia. «Tradicionalmente las familias elegían cursos de verano«, explica. Desde Interway coinciden en que ahora los padres «prefieren invertir en un año completo».

Coste

Las fuentes consultadas indican que se puede acceder a estos cursos desde los 11.000 euros. En este sentido, el presidente de Aseproce reconoce que el ahorro que generaron las familias en 2020 también está impulsando la demanda de este tipo de experiencias.

El sector ve con optimismo el entusiasmo con el que ha empezado la actividad este 2021 y esperan poder recuperar los cursos que no se pudieron realizar el año pasado.

Comentar ()