España

El juez investiga la contratación de una trabajadora de Podemos como niñera por Irene Montero

El instructor del 'caso Neurona' acepta investigar de manera independiente supuestas irregularidades internas denunciadas por la abogada de la formación y responsable de Cumplimiento Normativo despedida, Mónica Carmona

Irene Montero llega a un acto en Madrid con su bebé en brazos.

Irene Montero llega a un acto en Madrid con su bebé en brazos. EP

El juez de Madrid Juan José Escalonilla investiga la contratación de una trabajadora de Podemos, Teresa Arévalo, por parte de la ministra de Igualdad, Irene Montero, como niñera de sus hijos.

Como interesó la Fiscalía, el instructor del caso Neurona ha aceptado «incoar procedimientos independientes» para investigar si hubo un uso irregular de los fondos del partido en esa contratación así como otros supuestos fraudes internos denunciadas por la ex responsable de Cumplimiento Normativo de la formación, Mónica Carmona.

La abogada, que fue despedida por iniciar una investigación interna en Podemos «de manera sigilosa», como ella misma declaró, junto con el abogado también expulsado del partido José Manuel Calvente, presentó una denuncia ampliatoria recientemente ante el juez en la que alertó de la «contratación para servicios personales por parte de Irene Montero a trabajadores del partido».

Arévalo fue diputada por Podemos y, al quedarse fuera de las listas del partido, fue contratada como niñera de los hijos de Montero y el líder de Podemos, Pablo Iglesias. Posteriormente, Montero llevó a su ministerio a Arévalo para que ocupara un puesto funcionarial de nivel 30.

El Ministerio Público pidió al juez investigar estos hechos en un procedimiento distinto al caso Neurona y así lo ha acordado finalmente, como ha adelantado La Información y confirman fuentes jurídicas a El Independiente.

Costas procesales y Escuela Paolo Freire

El juez también acuerda investigar otras dos líneas a las que apuntó la abogada Carmona: afirmó ante el juez que miembros de Podemos estaban cobrando costas procesales de procedimientos judiciales particulares cuando les habían representado abogados del partido, asunto que la Fiscalía pidió investigar.

La abogada también puso las sospechas en que el partido Podemos y el Grupo Unidas Podemos en el Congreso entregaran 300.000 euros a la escuela de formación política Paulo Freire, de cuya dirección se encargaba el Secretario de Sociedad Civil y diputado Rafael Mayoral. Denunció que lo hicieron sin exponer con «transparencia» qué proyectos estaban financiando. Carmona explicó en su escrito de ampliación de denuncia presentado en febrero al juez que se disponía a investigar las vinculaciones de la escuela y los fondos destinados a ésta con otros proyectos como el de la asociación #404 Comunicación Popular al que se destinaron hasta 30.000 euros de la Caja de Solidaridad del partido cuando fue despedida. Ahora, el juez acuerda abrir diligencias de investigación por los hechos relatados.

Comentar ()