El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y el todavía vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, han mantenido un breve encuentro esta mañana tras la reunión del Consejo de Ministros para hablar de su salida del Ejecutivo y constatar que «hay acuerdo en los cambios que deben acometerse». solamente falta «rematar algunos detalles en base al acuerdo de coalición», según un comunicado de Moncloa que no entra a explicar cuáles son dichos detalles.

Tras su conversación telefónica de ayer, en al que Iglesias le comunicó su decisión de dejar el Gobierno para concurrir a las elecciones autonómicas madrileñas, no habían vuelto a tener ningún contacto. De hecho, llevaban ya varias semanas sin reunirse, a pesar de que el líder morado había reclamado una larga reunión para hablar del resto de la legislatura.

En principio parece que Sánchez acepta la propuesta de Iglesias de que sea la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, quien ocupe una vicepresidencia y a Ione Belarra como ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030. La principal dificultad derivaba de la posición de Díaz en el organigrama del Ejecutivo, al quedar por delante de la vicepresidenta tercera y responsable de Economía, Nadia Calviño.

En todo caso, Calviño seguirá al frente de la comisión delegada de asuntos económicos, el auténtico órgano de decisión del Gobierno en esta materia. Aunque ese es, sin duda, uno de los «detalles» pendientes de rematar.